Tití Fernández ahora vende empanadas en Caballito

El periodista, quien ya tiene una heladería, presentó su local de empanadas. "Tenemos una mercadería de primera", aseguró.

(CABA) Lo suyo siempre fue el periodismo. Y el fútbol, claro. Cubrió torneos locales e internacionales. Estuvo en finales de Libertadores, Copas América y Mundiales. Formó, durante años, una dupla de hierro junto con Marcelo Benedetto, con el que hasta llegó a tener su programa televisivo (se llamó Chau Domingo). Pero más allá de su trabajo junto a los distintos campos de juego, Miguel Ángel Fernández se animó a casi todo. ¿Por ejemplo? Participó y ganó, en el 2007, el Cantando por un Sueño que conducía Marcelo Tinelli. Aunque parece que eso fue apenas el comienzo…

Vendedor de ceniceros, empleado en una casa de cuadros, entusiasta escritor, Tití (como lo conoce y le dice todo el mundo) jamás le sacó el cuerpo al trabajo para llevar un mango a su casa. Y aunque podría pensarse que hoy le alcanza solamente con su trabajo como periodista, parece que no es así. Es que por estas horas está abriendo un local de empanadas. Sí, aunque algunos lo acusaron de poco original, para elegir el nombre fue a lo concreto: Empanadas Tití, un gol de mediacancha.

La incursión de Fernández en el rubro gastronómico no es nueva. En enero del 2013, hace ya tres años, abrió las puertas de Giuseppe, la heladería que todavía tiene en Parque Chacabuco. Y jamás lo ocultó. Al contrario, en aquel entonces, contó que hasta había hecho panfletos con su cara para promocionar el lugar y conseguir los primeros clientes.

Y parece que la experiencia fue buena. Es que con el postre resuelto, ahora se animó a ir por el plato principal. Y así lo contó. “Todo empezó un día charlando con mi yerno. Él estaba buscando una alternativa a su trabajo porque los gastos son saladitos, ja, ja, ja. Y ahí surgió”, relató Tití en Bien Levantado, el programa que conduce Beto Casella en FM Pop. Y agregó: “Tenemos canastitas y empanadas soufflé, a 22 pesos cada una”.

Ubicada al 1600 de Pedro Goyena, en Caballito, Empanadas Tití abrirá este martes por la tarde. Aunque el domingo, luego del superclásico, ya se hizo una mini inauguración. “Vino la familia y algunos amigos cercanos. Queríamos probar la mercadería antes de venderla”, aclaró el periodista. Y parece que la experiencia le encantó. “Es mercadería de primera. Son maravillosas. Hay unas de prosciutto con queso parmesano que la rompen. También me gustaron mucho las de panceta con ciruela y aceituna. Las de jamón y queso con una barbaridad. Y las de pollo a la mostaza y lomito a la mostaza, una locura”, vendió.

Tras admitir, entre risas, que se considera un gran catador de comidas (“esta panza la tengo de comer, no es por problemas glandulares, ja, ja, ja”), Tití reconoció que su idea es poner el cuerpo desde el primer día y que, si todo anda bien, confía en que más adelante su familia pueda seguir con el local.

Ojo, para los amantes del fútbol, el lugar también tendrá varios detalles especiales. Una de las paredes del lugar está decorada con fotos de Tití con los principales jugadores del mundo. O al menos con los que su dueño tiene un cariño especial. “Están las que tengo con Messi y con Maradona, por ejemplo”, contó. Y también hay un pequeño mural con frases famosas relacionadas con la pelota. ¿Ejemplos? “Pedí un 4 y me trajeron un pomelo”, que hizo famosa el Bambino Veira. O el histórico “no es champagne, es Gatorade, señorita“, de Carlos Bilardo.

Las cajas donde irán las empanadas también tendrá un giro futbolero: la tapa de las mismas serán de color verde, con las líneas blancas emulando una cancha de fútbol. NR


Fuente: Muy