Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Nuevo centro de reciclaje de Villa Soldati

Funcionará en el predio ubicado en Varela 2653, y se irá poniendo en marcha de manera progresiva durante los últimos meses de este año

En el marco de su compromiso para reducir la cantidad de residuos que se entierran en los rellenos sanitarios, el Gobierno porteño está construyendo un nuevo Centro de Reciclaje para tratar PET, restos de poda y material orgánico. El Centro funcionará en el predio de Villa Soldati, ubicado en Varela 2653, y se irá poniendo en marcha de manera progresiva durante los últimos meses de este año.

En el nuevo Centro se está instalando una planta de tratamiento de botellas PET, una que tratará el material orgánico y una última que se encargará de reutilizar los restos de poda y forestales que se generan en la ciudad.

A su vez, se creará un centro educativo que podrá ser visitado para aprovechar todas las tecnologías que se combinan en el lugar y fomentar la conciencia ambiental.

Estas plantas que funcionarán en el nuevo Centro de Reciclaje se sumarán a las dos plantas en las que hoy se tratan parte de las 6000 toneladas diarias de residuos que se generan en la Ciudad: la planta de MBT de José León Suárez y la Planta de Tratamiento de Áridos, que ya funciona en el predio de Villa Soldati.

Además, en el mismo predio se está construyendo un Centro Verde Automatizado donde funcionará una nueva Planta de MRT (Material Recycling Facility), que tratará los residuos secos que recolectan las Cooperativas de Recuperadores Urbanos con un nivel de eficiencia muy superior al de los centros verdes con los que se trabaja actualmente.

La construcción del nuevo centro se enmarca en la Ley 1854/05 (de “Basura Cero”) cuyo objetivo principal es reducir la disposición de residuos a través de la separación en origen, la recuperación y el reciclado.

Foto Mariana Sapriza-gv/GCBA.

Busca, además, contribuir para alcanzar las metas establecidas en el acuerdo con la provincia de Buenos Aires. Actualmente la Ciudad logró disminuir 3000 toneladas por día con respecto a las 6000 que enterraba en diciembre del 2012, lo que equivale a un 50% de reducción.

Planta de tratamiento de botellas PET

El proceso de tratamiento de la planta consiste en la clasificación, separación, molienda, limpieza y secado con el fin de obtener escamas de PET. Para esto se contará con una maquinaria con capacidad de procesamiento de aproximadamente 2000 kilos por hora. Una vez obtenido el material será envasado en bolsones de tipo Big Bag y analizado por el departamento de calidad.

El material será aportado por las cooperativas de recuperadores urbanos, quienes tiene a su cargo la recolección de material reciclable en la Ciudad.

A través de la planta lograrán valor agregado a su material para poder comercializarlo en mejores condiciones.

En cuanto a los impactos ambientales, la planta no concibe riesgos ya que las aguas resultantes se tratarán dentro de una planta de agua creada para este fin. A su vez, contará con un aspirador de contaminantes volátiles para evitar cualquier tipo de emisión al exterior y el impacto sonoro no superará el 85% de los decibeles.

Planta de tratamiento de residuos orgánicos

Esta planta recibirá solamente residuos orgánicos que atravesarán un proceso de compostaje para luego convertirse en compost. El proceso consiste en la fermentación aeróbica, un desarrollo natural que ocurre en forma espontánea en la naturaleza.

La planta tendrá una capacidad para tratar entre 10 y 20 toneladas de residuos por día que provendrán de recolecciones diferenciadas de comercios gastronómicos y grandes generadores. Para esto, se está concientizando a los comercios con el fin de garantizar una correcta separación.

En un primer paso, el proceso consiste en la separación de lo inorgánico, en caso de que no se encuentre bien separado. Luego es mezclado con material estructurante (chips de madera) provenientes de la planta de poda.

Una vez obtenida la mezcla, es almacenada en túneles durante 20 días hasta alcanzar una maduración parcial. Los mismos garantizan la eficiencia del proceso controlando los parámetros del digesto en las distintas etapas, ya sea moviendo el material o proveyendo el oxígeno necesario. Al finalizar los 20 días, el material es enviado a otra zona donde alcanzará la maduración final por medio de lombricultura o reposo. Finalmente el compost es fraccionado y acondicionado para su posterior utilización.

El proceso se realizará en una planta cerrada, lo que reduce las emisiones sonoras y visuales. A su vez, se realizarán los controles de emisiones pertinentes. El aire del proceso previo a ser emitido a la atmósfera será tratado mediante bio filtros para reducir las emisiones contaminantes y malos olores por medio de un sistema de distribución y purificación del aire.

Planta de tratamiento de residuos de poda y forestales

Esta planta tratará los restos de residuos forestales y de poda originados en la ciudad de Buenos Aires: un total estimado en 18 mil toneladas por año.

El material será transportado hasta la planta donde será procesado en una máquina trituradora. El mismo ingresa a la máquina a través de una cinta mecánica, dirigiéndolo al sistema de corte que consiste en un molino (tambor) con elementos de corte intercambiables.

De esto se podrán obtener distintos tipos de materiales como astillas, chips, virutas, fibras y pallets que serán utilizados de acuerdo a los requerimientos del gobierno porteño.

Foto Mariana Sapriza-gv/GCBA.

Entre las distintas utilidades se pueden utilizar para cubrir suelos en lugares de tránsito sombríos, para la fabricación de pulpa de celulosa y para la fabricación de pallets y compost, entre otros.

La capacidad de procesamiento de la planta será de más de 10 toneladas por hora. En la temporada baja de poda se estima que la planta recibirá 3 camiones roll-off por día y 12 en la temporada alta. Una vez finalizado el proceso el material será descargado a través de una cinta y colocado en bolsas para su posterior disposición.

El proceso se realizará en una planta cerrada con el fin de aminorar los impactos ambientales producidos por el ruido y las emisiones volátiles.

Plantas de Áridos

La planta de tratamiento de residuos áridos comenzó a funcionar durante el 2013 con el objetivo de tratar todos los residuos áridos que se generan en la Ciudad y, de esta manera, evitar su entierro en los rellenos sanitarios.

La planta trata escombros y restos de construcción que son transformados en distintos materiales para ser reutilizados en obras civiles, obras viales, o rellenos como capas de separación en los rellenos sanitarios.

Durante 2014 se hicieron obras para ampliar su capacidad y actualmente puede tratar hasta 2400 toneladas por día, de las cuales logra recuperar un 90 por ciento, que equivalen a más de 2100 toneladas de residuos áridos recuperados.

Teniendo en cuenta que la Ciudad genera aproximadamente 6000 toneladas de residuos, esta planta logra recuperar la fracción árida que representa un tercio del total. Es decir que 2000 diarias ya no son enterradas en los rellenos sanitarios sino que son reutilizadas.

Alrededor de 600 camiones ingresan a la planta por día trayendo material árido, producto de la actividad de unas 100 empresas “volqueteras” y de camiones volcadores que trabajan para en la Ciudad de Buenos Aires.

Centro educativo

Por último, se construirá un centro educativo y de investigación que podrá ser visitado con el fin de concientizar en materia de reciclado. El edificio contará de tres pisos y allí funcionará un anfiteatro al exterior para conferencias, un sum para diferentes actividades, diferentes aulas para talleres, un espacio recreativo para niños y un centro de incubación de proyectos. A su vez, desde la terraza se podrá acceder de manera libre a una biblioteca y contará con un mirador a todo el Centro.

El Centro de reciclaje tendrá una pasarela en toda su extensión que permitirá recorrer y vivenciar cada uno de los tratamientos que allí se realizan: la planta de áridos, la de residuos orgánicos, la de poda, la planta de PET y los centros verdes.

Nuevo Centro Verde Automatizado

Dentro del Centro Verde que está ubicado también en el predio de Villa Soldati se está instalando una nueva Planta de MRT (Material Recycling Facility), en donde se tratarán los residuos secos que recolectan las Cooperativas de Recuperadores Urbanos con un nivel de eficiencia muy superior al de los centros verdes con los que se trabaja actualmente.

Hoy hay 8 Centros Verdes instalados en diferentes zonas de la Ciudad que funcionan como centros de separación y logística. Allí, los recuperadores urbanos llevan el material reciclable que recolectaron en las campanas verdes o en los consorcios de edificios para procesarlos y así recuperar los materiales que puedan venderse.

La separación de materiales dentro de estos centros se realiza, principalmente, en forma manual, sobre una cinta de clasificación y una enfardadora.

Mientras que estos centros procesan unas 6 toneladas de material seco por hora, la planta de MRT multiplica por diez esa capacidad de tratamiento, con unas 60 toneladas de material por hora. Además de tener una mayor capacidad de tratamiento, esta maquinaria permite reciclar papel, cartón, vidrio o plástico con una mejor calidad, ya que el proceso de selección es muy superior.

El proceso se realiza con una línea de carga automatizada, una primera sección de separación de materiales de dos y tres dimensiones, un separador de materiales ferrosos y no ferrosos, un lector óptico de separación de materiales plásticos, un separador de vidrios, un área de refinamiento manual y una enfardadora.

Por medio de la incorporación de tecnología y equipamientos automáticos, se pretende incrementar la capacidad de materiales tratados y mejorar la calidad al reducir las impurezas.

Comentarios

Ingresa tu comentario