Buenos Aires, 22/09/2017, edición Nº 1773

Nuevo Audi A5 3.0T S Line

El nuevo Audi Antecedentes El Audi A5 es en palabras de Walter da Silva, actual Jefe de Diseño de todo Grupo Volkswagen, su más bella creación. Es cierto, este coupé de voluptuosas y sensuales formas nos remite más a los diseños de marcas italianas que a los que nos tiene acostumbrados la firma de los cuatro anillos. Sin embargo, como buen teutón Premium ofrece, comodidad, lujo, calidad y un desempeño...

El nuevo Audi

20120823-094013.jpg

Antecedentes

El Audi A5 es en palabras de Walter da Silva, actual Jefe de Diseño de todo Grupo Volkswagen, su más bella creación. Es cierto, este coupé de voluptuosas y sensuales formas nos remite más a los diseños de marcas italianas que a los que nos tiene acostumbrados la firma de los cuatro anillos. Sin embargo, como buen teutón Premium ofrece, comodidad, lujo, calidad y un desempeño dinámico más que interesante.
La renovación del A5 no solo ha concebido una de las vistas frontales más atractivas y amenazantes gracias a sus nuevas luces diurnas de LEDs, también estrena el propulsor V6 de 3.0 litros sobrealimentado que le confiere un comportamiento abrumadoramente superior a cualquier mecánica ofrecida anteriormente.

Características técnicas y mecánicas

El principal responsable de que el A5 en su versión tope de gama sea ahora un vehículo ágil y veloz es uno de los mejores V6 del mercado, se trata del 3.0 litros con compresor mecánico (aunque Audi se empeñe en anunciarlo como Turbo) con inyección directa que en esta aplicación eroga 272 CV y 400 Nm de torque. Dicha maravilla mecánica se acopla a la rápida transmisión de doble embrague, denominada S-Tronic, de siete cambios, que envía la potencia a las cuatro ruedas vía el sistema de tracción integral quattro.

Evidentemente todos los sistemas de seguridad están presentes, desde los ya masivos ABS y airbags, pasando por el ESP, hasta novedosas tecnologías como el sistema antideslizamiento ASR, Bloqueo Electrónico de Diferencial y la controvertida función de Start & Stop.

Confort
Como buen exponente de la casa de los cuatro anillos, el A5 presume de calidad de materiales y ensamble sumamente elevadas, la atmósfera que genera la cabina es sumamente agradable, llena de sofisticación y amenidades. Los asientos están forrados en fino cuero Nappa y en el caso de la versión S Line, los delanteros son deportivos para ofrecer mejor sujeción lateral. El climatizador por su parte es automático de 3 zonas.

El equipo de audio está firmado por Bang & Olufsen y aunque hay que decirlo, está lejos de ofrecer la misma experiencia cuasi orgásmica del sistema utilizado en los modelos A7 y A8, reproduce con calidad y fidelidad excelentes. El sistema MMI permite controlar numerosas funciones como el Audio, navegador, teléfono móvil conectado por Bluetooth, computadora de viaje y diversas configuraciones del vehículo.

Un punto a destacar es que al ser el 2+2, las plazas posteriores sacrifican algo de confort, si bien es cierto un adulto de talla media puede acomodarse sin mayor problema en las plazas posteriores, permanecer ahí por un largo tiempo irremediablemente ocasionará algo de incomodidad.

Manejo
Ya en marcha, el A5 S Line se destaca por ofrecer lo mejor de dos mundos, por un lado en turismo es sumamente confortable, estilizado y silencioso, un auto personal que sirve perfectamente para el uso diario; por otra parte, con solo colocar la palanca de cambios en modo Sport y oprimir a fondo el acelerador se transforma en un vehículo ágil y rápido.
Sorprendentemente, pese a ser bajo no pega en los moderadores de velocidad como sí le sucede a la variante coupé del Serie 3, es un punto importante a tener en mente. Si bien no es tan comunicativo y preciso como el citado BMW, este Audi A5 es bastante más suave y cómodo, lo que en caminos en mal estado y llenos de topes es toda una virtud.

Al circular a ritmos alegres el binomio motor transmisión demuestran su verdadero carácter, al decir que este V6 sobrealimentado es uno de los mejores del mundo, no bromeamos, la respuesta desde bajo régimen de giro es excelente pero pasando de las 3.500 vueltas la entrega de poder es muy progresiva. Evidentemente no se trata de un deportivo puro y duro, para eso está el RS5. Aun así, las aceleraciones y recuperaciones son contundentes y aunque la presencia de la tracción quattro al igual que la dirección de asistencia eléctrica restan diversión, el resultado es muy efectivo.

Conclusiones

La incorporación del V6 sobrealimentado es una excelente decisión por parte de Audi, este nuevo A5 es mucho más ágil y rápido en comparación con su predecesor que ofrecía un V6 3.2L o incluso también que aquel V8 4.2L (del S5) ambos atmosféricos de inyección directa, aunque hay que reconocer que este último emitía un sonido adictivo. Adicionalmente los sutiles cambios estéticos recibidos tanto en parte frontal como posterior lo mantienen muy al día, siendo el patrón de las luces diurnas de LEDs en los faros frontales los más llamativos.

Ahora el A5 3.0T es un verdadero competidor del BMW 335 Coupé en el terreno del desempeño, pero con una orientación mucho más enfocada en la comodidad que el exponente bávaro, lo que sin duda lo hace un mejor producto para ir al trabajo todos los días, con el potencial de disfrutar mucho esas escapadas por las rutas los fines de semana.

Gentileza de Autocosmos

Comentarios

Ingresa tu comentario