Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

Novedades en el Jardín Botánico

  (CABA) El Botánico es un tesoro natural en la Ciudad. Es un punto de conservación de especies botánicas imprescindible”. Graciela Barreiro,  directora del Jardín Botánico Carlos Thays, quien acaba de ser distinguida por la Asociación Internacional de Jardines Botánicos, nos explica  la importancia que tiene este espacio único de la Ciudad para los vecinos, niños y turistas, y adelanta una de las grandes novedades del año: el jardín de mariposas.   ¿En...

jardin

 

(CABA) El Botánico es un tesoro natural en la Ciudad. Es un punto de conservación de especies botánicas imprescindible”.

Graciela Barreiro,  directora del Jardín Botánico Carlos Thays, quien acaba de ser distinguida por la Asociación Internacional de Jardines Botánicos, nos explica  la importancia que tiene este espacio único de la Ciudad para los vecinos, niños y turistas, y adelanta una de las grandes novedades del año: el jardín de mariposas.

 

¿En qué se destaca el Jardín Botánico de la Ciudad?

Es el más importante del país. Primero, por su antigüedad, ya que tiene 115 años. Se abrió en 1898 y fue el primero que lo hizo para el público. Además lo es por la antigüedad de sus colecciones. Es un espacio de conservación imprescindible ya que nunca sabemos cuándo puede desaparecer una especie en el mundo. La actitud de la humanidad y las catástrofes naturales hacen que muchas plantas se extingan diariamente.

¿Cuáles son sus principales tareas?

Una de las tareas del botánico es la propagación y el cultivo de las especies que posee. Estamos en un proyecto para duplicar unos 200 ejemplares únicos y a la vez estamos cultivando nuevas plantas, ya sea por semillas o por gajos. Además, la educación es una actividad central. Vienen al Botánico entre 40 y 50 mil alumnos de escuelas a través de visitas guiadas. Esto se hace a través de la página web, en donde puede elegirse la visita, de acuerdo a las necesidades educativas del curso.

¿Qué cantidad de gente lo visita anualmente?

Por año el Botánico recibe a más de 500 mil personas. El público se compone de niños, vecinos del barrio, vecinos de la Ciudad y turistas, tanto argentinos como extranjeros.

¿Qué tipo de especies se encuentran en el Botánico?

Hay especies de todos los países templados del mundo. Nuestra colección principal es de árboles y el diseño del parque es de una exhibición boscosa. Hay ejemplares de cada continente. Además, hay un área de diseño, un jardín romano y uno francés, un área sistemática, al aire libre y cinco invernáculos, de los cuales sólo uno es abierto al público. Hay árboles con mucha historia, con más de cien años. Hay un “Tala” que consideramos que es nativo y que precede a la creación del jardín botánico. Además hay un Chrysophyllum cuya semilla, según se dice, la mandó el hijo de Pedro I, emperador del Brasil.

¿Qué novedades hay en el jardín?

Lo más nuevo es el jardín de mariposas, diseñado con especies que las atrae. Ya tenemos 25 tipos de mariposas. No es un “mariposario”, no están encerradas. Las mariposas son libres y se acercan al jardín. Hay pocos lugares así en el mundo. Es un espacio muy lindo, divertido y muy educativo, sobre todo para los chicos. Así se logra conservar a los insectos que son muy importantes para la fecundación de las plantas.

 

Para cuidar al jardín botánico

¿Por qué el jardín se cierra cuando hay tormenta o cuando ha llovido mucho? “Lo primero es para cuidar a quienes lo visitan, ya que para mantener su crecimiento natural los árboles no se podan y, ante una lluvia intensa pueden haber desprendimientos de ramas. En tanto, luego de una lluvia, se mantiene cerrado para evitar que se dañe ante la entrada del público”.

Según Barreiro,  es importante que el público distinga entre el jardín botánico y otros espacios verdes de la ciudad, ya que no son lo mismo. “El público a veces se confunde. Por ejemplo, no se puede pisar el césped en el Botánico, pero porque es parte de la colección del botánico y es el pulmón de las raíces de los árboles. Cuando se lo pisa, se agota el oxígeno que las raíces necesitan para crecer”.

 

Fuente: Buenos Aires Ciudad

 

 

 

Comentarios

Ingresa tu comentario