Buenos Aires, 23/03/2017

Nordelta: planean invertir US$ 50 millones para construir un centro cívico

El proyecto también incluye oficinas, comercios y locales de servicios

(PBA) Se trata del plan más ambicioso que tiene Nordelta para los próximos años: conformar un centro cívico abierto y público que incluya áreas comerciales, oficinas, dependencias públicas y hasta la representación de cultos religiosos.

Ese proyecto representa, además de una inversión millonaria, un cambio de paradigma en la concepción actual de Nordelta. Porque la apuesta es hacer pública e integrar al resto del partido de Tigre un área de 28 hectáreas.

El plan de la desarrolladora Consultatio, de Eduardo Costantini, empezó a ser presentado a los vecinos de Nordelta el último mes. La idea genera esencialmente un recelo: que la integración conspire contra la seguridad y la tranquilidad, dos de los atributos que muchos de los habitantes aseguran haber encontrado en los barrios cerrados.

2199057w640

De todos modos, parece haber un consenso general en la necesidad de traer a Nordelta servicios que ahora tienen que salir a buscar por el centro de Tigre, San Isidro, Vicente López o la ciudad de Buenos Aires.

“Un centro cívico incorpora prestaciones que no tenemos. Pero cómo se puede pensar en un área tan convocante si uno de los principales accesos, como es camino Bancalari, está desbordado”, sostiene Esteban Babino, que vive en La Alameda y es uno de los dos directores elegidos por ese barrio cerrado.

 

“Los seres humanos son una especie gregaria y sociable que se beneficia de la diversidad y la apertura. Visité Nordelta y respeto el deseo de la gente que vive en estas comunidades cerradas, pero no dejo de pensar que el principio mismo es socialmente contraproducente”, reflexiona Riccardo Marini, director del estudio Gehl, que hizo intervenciones en 250 ciudades, entre ellas Nueva York, San Francisco, San Pablo, Ciudad de México y Sydney. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario