Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

No hay clases en las escuelas porteñas

Los gremios rechazan el apartamiento de dos docentes tras la muerte de un chico en el barrio de Flores

(CABA) En medio del conflicto por la muerte de un chico que asistía a un jardín de infantes de Flores, los gremios docentes paran en los jardines y escuelas primarias para protestar por el apartamiento de la directora y de una maestra de la escuela a la que asistía Agustín Marrero, de cinco años, que murió el 9 de junio pasado tras los golpes que habría recibido de su padrastro.

En tanto, el ministro de Educación, Esteban Bullrich, sostuvo su decisión, y aseguró que va a avanzar con un sumario de investigación en paralelo.

“No se cumplieron los protocolos para que Agustín tuviera la mínima garantía, que es que no le peguen. Acá hubo hechos registrados, la verdad que no hubo, como se planteó, justificación de las inasistencias reiteradas. Solamente hubo para un lapso de tiempo, pero en mayo faltó más de la mitad de los días hábiles, y no hay ninguna detección ni ninguna alerta que se debió haber generado. En junio, Agustín vuelve a la escuela, dos días antes de ser asesinado”, señaló Bullrich.

“El protocolo se cumplió. Tanto la directora del establecimiento, Elsa Vincova, como la maestra de Agustín, Alejandra Bellini, hicieron todo lo que estuvo a su alcance, ¿qué más podían hacer?”, dijo Raúl Sánchez Albertti, secretario general del gremio Sedeba. “Estas medidas buscan generar miedo en los maestros por parte del ministerio que gestiona el sistema; que te expone permanentemente y, cuando pasa algo complicado, te deja en banda”, agregó. Mariano Denegris, secretario de prensa de UTE, aclaró que están de acuerdo con que se realice una investigación, pero sin desplazar a las docentes de sus cargos.

El Ministerio de Educación porteño confirmó, a través de un comunicado, que no se trata de una sanción, sino de una “separación preventiva y transitoria” para “no entorpecer la investigación”. Yael Mendel, asesora tutelar del Ministerio Público Fiscal porteño, dijo a LA NACION que la cartera que encabeza Bullrich “tiene la facultad para llevar a cabo las medidas que tomó, más allá de lo que haya sugerido la Junta de Disciplina”. Seis de los nueve miembros que la conforman firmaron en desacuerdo con la instrucción del sumario y de la separación del cargo.

“Hubo sólo tres episodios. La mamá siempre resultó creíble, ¿cómo no vamos a creer en la mamá?”, sostuvo Bellini, en declaraciones radiales.

Según Jorge Adaro, secretario general de Ademys, los docentes no cuentan con recursos para afrontar las situaciones de violencia familiar que les llegan. “En cada distrito trabaja un solo equipo de orientación, de dos o tres profesionales, con suerte, para más de veinte colegios”, denunció. Adelantó que los gremios resolverán en asamblea los pasos por seguir. Hoy, darán una nueva conferencia de prensa en la puerta del Jardín N° 2.

Comentarios

Ingresa tu comentario