Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

“Ninguna dieta causa bulimia o anorexia”

Lo afirmó el Dr. Máximo Ravenna en relación a estas difíciles enfermedades que mantienen en alerta y muy preocupados a los médicos y psicólogos que tratan cada vez más pacientes con estos trastornos alimentarios que conllevan a graves consecuencias. (Ciudad de Buenos Aires) La bulimia nerviosa es un trastorno alimentario caracterizado por la adopción de conductas en las cuales el individuo se aleja de las pautas de alimentación saludables consumiendo...

Lo afirmó el Dr. Máximo Ravenna en relación a estas difíciles enfermedades que mantienen en alerta y muy preocupados a los médicos y psicólogos que tratan cada vez más pacientes con estos trastornos alimentarios que conllevan a graves consecuencias.

bulimia-anorexia-parabuenosaires.com

(Ciudad de Buenos Aires) La bulimia nerviosa es un trastorno alimentario caracterizado por la adopción de conductas en las cuales el individuo se aleja de las pautas de alimentación saludables consumiendo comida en exceso en períodos de tiempo muy cortos (lo que le genera una sensación temporal de bienestar), para después buscar o eliminar el exceso de alimento a través de ayunos, vómitos, purgas o laxantes.

La anorexia nerviosa, por el contrario, es una enfermedad específica caracterizada por una pérdida autoinducida de peso acompañada por una distorsión de la imagen corporal. Es una enfermedad física y psicológica que causa una alucinación o desarrolla una falta de apetito o de asco hacia la comida, y es física ya que por la falta de nutrientes en el cuerpo, la disminución de peso corporal se da en grandes cantidades y su sangre pierde muchos glóbulos rojos.

Al respecto, el reconocido psicoterapeuta dijo que “hay una predisposición genética, química y de personalidad muy importante para sufrir estas patologías”, y agregó “es una falta de respeto considerar a enfermedades tan importantes como derivadas de un capricho de alguien que quiera sólo bajar de peso”.

“Se trata de una problemática del sistema nervioso central que interactúa químicamente con todo el organismo porque genéticamente hay una predisposición que lo permite” resaltó el especialista, y remarcó que “ninguna dieta por más extrema que fuera provoca conductas definitivas como las que llevan a estas enfermedades”

“Para sufrir bulimia o anorexia no es necesario ser gordo” repitió Ravenna configurando un cuadro diferenciador del que tradicionalmente liga a la obesidad y al sobrepeso como disparadores directos de estas enfermedades.

Para finalizar, el creador del método de adelgazamiento que lleva su nombre concluyó que “las causas deben buscarse más en aspectos genéticos, hereditarios o, eventualmente, en una formación de estos enfermos con el paso de los años que los ha llevado a caer en estos trastornos entre mentales y conductuales”

Comentarios

Ingresa tu comentario