Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

Niembrogate: el PRO avalará el pedido de informes del kirchnerismo

Para descomprimir las críticas, Macri instruyó a sus principales espadas en la Legislatura porteña que aprueben a mano alzada el planteo del FPV.

(CABA) Descomprimir las críticas, que cada día parecen subir en intensidad. Y de paso diferenciarse del kirchnerismo en el tratamiento de presuntos actos irregulares que sacuden la credibilidad de la gestión.

Con esas premisas en mente, Mauricio Macri instruyó a sus principales espadas en la Legislatura porteña para que aprueben, hoy y a mano alzada, un pedido de informes del kirchnerismo porteño al propio Poder Ejecutivo de la ciudad para que explique los detalles de la contratación de La Usina Producciones, que perteneció a Fernando Niembro y por los que recibió un total de $ 21 millones en poco más de tres años.

La decisión, que el vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo (Pro), ya conversó con legisladores kirchneristas como Juan Carlos Dante Gullo (que estará a cargo de la sesión de hoy) y Gabriela Alegre, autora del pedido de informes, se efectivizará a partir de las 11. Sin oradores anotados, el pedido de informes por aprobarse da un plazo de 30 días al gobierno de Macri para que detalle “servicios o productos” contemplados, “áreas de gobierno que intervinieron“, montos y modalidad de las contrataciones. Niembro, que ayer fue aludido por la propia presidenta Cristina Kirchner, insistió en que es víctima de una “campaña sucia” por parte del kirchnerismo.

“No tenemos nada que esconder. Y aprobar los pedidos de informes es una costumbre con la que siempre cumplimos”, afirmó ayer Ritondo a LA NACION luego de conocida la decisión del bloque de Pro, que encabeza Carmen Polledo.

En el bloque macrista en la Legislatura y también en la flamante sede gubernamental de Parque Patricios hay consenso: más allá de algunas dudas en privado sobre la “ética” que guió la concesión a la empresa de un amigo personal de Macri de 170 contratos de publicidad y otras tareas, habrá defensa pública de Niembro, primer candidato a diputado nacional bonaerense por Cambiemos, de los ataques del Gobierno. “Piden la renuncia de Niembro quienes defienden a [Amado] Boudou, procesado y bajo sospecha de querer quedarse con la impresión de billetes en el país”, dijo a LA NACION Daniel Lipovetzky, legislador porteño y candidato número nueve en la lista que encabeza Niembro.

Claro que la medida no convence del todo al kirchnerismo, que apunta más alto. “Es correcto aprobar el pedido de informes, pero no alcanza. Además de Niembro, hay responsables políticos como Macri y [María Eugenia] Vidal, que deberían dar explicaciones en la Legislatura”, afirmó la legisladora kirchnerista Gabriela Cerruti.

En Pro causa inquietud “tener que seguir hablando y contestando de lo mismo, en lugar de hacer campaña”. La candidata presidencial de Progresistas, Margarita Stolbizer, se preguntó “cuántos contratos más como los de Niembro tiene el gobierno de la ciudad” y desafió a la UCR y a Elisa Carrió, socios de Macri en Cambiemos. “Me gustaría ver a los radicales y a Carrió en la fila de los que piden explicaciones“, dijo Stolbizer, que igualó en intensidad las críticas que el Gobierno y el massismo emiten cada día contra Pro y Cambiemos.

De todos modos, desde el armado nacional de Pro confirmaron que la campaña de Macri y la de su candidata a gobernadora seguirán, aunque con algunos cambios. Hoy, ambos recorrerán Almirante Brown y Lomas de Zamora, mientras que el paso por La Matanza (que también estaba previsto) se postergó para la semana próxima.

Macri, que ayer estuvo en Córdoba para apoyar al candidato a intendente capitalino Ramón Mestre, sigue firme con su postura: defender a Niembro y contraatacar contra el Gobierno. “Esto es una persecución política que llegó a la más alta esfera“, dijo ayer Niembro a LA NACION en referencia a la Presidenta. La idea de Pro es que el nivel de conflicto empiece a bajar hoy.

niembro macri2

Comentarios

Ingresa tu comentario