Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

Natalia Oreiro, desnuda y a cara lavada

La actriz se mostró completamente al natural en una sensual producción: "A los 40 aprendí a ser una mujer real".

(CABA) Natalia Oreiro (40) realizó una producción fotográfica para una revista en la que posó desnuda y totalmente al natural. La actriz se animó a mostrarse sin una gota de maquillaje y tampoco la retocaron con photoshop.

“A los 40 aprendí a ser una mujer real“, confiesa la cantante en la tapa de Caras, revista para brindó una entrevista en la que habló de la crisis a su edad, el amor, el sexo y los tips de belleza.

“No soy de las que piensan que cuando uno cumple años, necesariamente tiene que hacer un balance de su vida. Siempre intenté quitarle el número a las celebraciones”, arrancó Natalia. Y agregó: “Quizás porque siempre pensé que la vida es un camino. Y en ese camino, uno recorre sueños y visualiza los deseos. A veces uno lo logra, y otra veces el universo no conspira a favor”.

“Siempre tuve una actitud muy positiva con respecto a la vida. Y aprendí, que más allá de los sueños, íntimos y profundos, las cosas suceden cuando tienen que suceder. Cuando uno está preparado y tiene la madurez suficiente para poder transitarlas. De eso se trata para mí la vida. Si bien no estoy ajena al tiempo que me toca transitar, estos cuarenta, también sé que no soy un número. Ni tampoco una edad, ni emocionalmente ni biológicamente”, sostuvo luego.

Y añadió: “Hay algo que yo tengo que modificar en esta nueva etapa de mi vida. Y es en hacer las cosas cuando tengo ganas de hacerlas. Porque durante muchos años, siempre busqué la aceptación y que me quieran. Entonces, haces cosas por no defraudar al otro, olvidándote, en un punto, si lo que estás haciendo te hace feliz. Lo que necesité fue empezar esta nueva etapa sin correr. Cerca de mi familia. Siendo yo en mi estado más puro”.

“El proceso de llegar a los 40 me enfrentó a superar mis propios límites y a creer más en mí por lo tengo adentro que por lo que tengo afuera. Siempre supe que era más interesante, creativamente hablando, por dentro, que por la belleza que se podía ver por fuera” continuó.

Luego, se animó a hablar sobre el paso del tiempo y la vejez: “Sabes lo que más me dolió en la vida, que desde muy pendeja me dijeran que tenía mucho ángel. No entendía lo que era eso, que me querían decir ni a qué se referían. Me dolía que no me vieran como una actriz. ¿Sabés lo que me dijo alguien una vez?: ‘Te van a considerar actriz cuando no seas joven, porque ser joven y bonita no califica para el reconocimiento'”, concluyó al respecto. NR

    
Fuente consultada: primiciasya

Comentarios

Ingresa tu comentario