Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

“Nadie ve 6-7-8, Gvirtz no existe”

Mario Pergolini le pegó duro al propagandista oficial Diego Gvirtz: “Por mí que resuman lo que quieran de mi vida, no me importa” dijo. Fiel a su estilo rebelde y picante Mario Pergolini estuvo en el piso de “Intrusos” y criticó con dureza al ciclo ultra oficialista “6-7-8”: “Nadie ve a ‘6-7-8’, los monstruos tienen la dimensión que uno les da, (Diego) Gvirtz no existe. Por mí que resuman lo...

Mario Pergolini le pegó duro al propagandista oficial Diego Gvirtz: “Por mí que resuman lo que quieran de mi vida, no me importa” dijo.

Fiel a su estilo rebelde y picante Mario Pergolini estuvo en el piso de “Intrusos” y criticó con dureza al ciclo ultra oficialista “6-7-8”: “Nadie ve a ‘6-7-8’, los monstruos tienen la dimensión que uno les da, (Diego) Gvirtz no existe. Por mí que resuman lo que quieran de mi vida, no me importa”.

En la extensa charla el ex Rock and Pop, habló sobre varios temas y se metió en el mundo político. Primero se refirió a sus polémicos dichos en contra del ministro Guillermo Moreno: “Lo mío fue un sincericidio. Estuvo de más el insulto, por eso después me disculpé, pero hay cosas con las que no concuerdo. Y no me liberaron todo el equipo, así que todavía no puedo abrir el teatro el 25 de mayo como tenía planeado”. Luego opinó sobre las posturas políticas de los actores: “En un principio todo iba por un solo lado, no había voces opositoras. Ahora veo que hay posturas más lógicas y ya hay quienes dicen: ‘yo apoyo hasta acá’”.

Además dio su punto de vista sobre la situación de Florencia Peña, quien tras haber ingresado al “Bailando” parece haber perdido cariño por parte del gobierno: “Creo que es como toda vanidad humana, si algunos apoyan en un momento y después no, por resultados o lo que sea, ya no contienen tanto apoyo. Eso da desilusión y así se sintió Florencia Peña. Pero eso les pasó a todos los que salieron con los tapones de punta a defender (al gobierno nacional) y después se quedaron solos”.

Por otra parte no pudo evitar que le pregunten sobre su relación con Marcelo Tinelli y, mostrando un cierto malestar con el tema, desdramatizó: “No me pareció ofensivo que me comparara con un Fiat 600 y que me diga ‘rockero zarpadito’. Creo que ahora Marcelo está más tolerante porque yo también dejé de ser la competencia. El ve un espacio para recomponer y lo hace”, agregó.

A pesar de que las cosas estén bien con Tinelli, descartó la idea de hacer algo juntos y cerró muy picante: “Me cae muy simpático, pero cada vez que intentamos tener una relación, la cagamos”.

Comentarios

Ingresa tu comentario