Buenos Aires, 18/08/2017, edición Nº 2077

Murió el maestro de tango Horacio Salgán

El pianista era uno de los máximos referentes del tango en el país, a la vez que se caracterizó por su impronta renovadora.

(CABA) Un siglo de tango se fue con el último latido del corazón de Horacio Salgán, quien murió hoy a los 100 años. Con este gran pianista, director de orquesta y compositor partió, sin dudas, uno de los máximos exponentes del genero local.

A la hora de los inevitables homenajes se recordará “A fuego lento”, tango épico si los hay: una pieza cumbre en la brillante carrera de un artista que, como pocos, conjugaba la tradición y una búsqueda renovadora en su sonido. El estilo Salgán destila ritmo, elegancia y -muchas veces- una clara impronta jazzera. A pocos como él le caben esa etiqueta de clásico y moderno.

Salgán nació el 15 de junio de 1916 y brilló como compositor, intérprete y director de orquesta. Ese talento quedó plasmado mejor que nunca en su inolvidable dúo con el guitarrista Ubaldo de Lío,con quien, a la vez, formó el célebre Quinteto Real, de gran impacto en la década del ’60; completaban la formación otros grandes como Enrique Mario Francini (violín), Pedro Laurenz (bandoneón) y Rafael Ferro (contrabajo).

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario