Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

Murió el fotógrafo de Telam y ex soldado de Malvinas, Sergio Quinteros

Falleció esta madrugada, a los 51 años, tras una larga y dura lucha contra una enfermedad terminal. Sergio, quien estuvo como soldado en la guerra de Malvinas, comenzó a trabajar en el área administrativa de Télam hasta que años después pudo dedicarse a su gran pasión: la fotografía.   (CABA) Sergio Quinteros, nacido hace 51 años en Banfield y que toda su vida vivió en la zona Sur de conurbano bonaerense,...

Falleció esta madrugada, a los 51 años, tras una larga y dura lucha contra una enfermedad terminal. Sergio, quien estuvo como soldado en la guerra de Malvinas, comenzó a trabajar en el área administrativa de Télam hasta que años después pudo dedicarse a su gran pasión: la fotografía.

 

laln

(CABA) Sergio Quinteros, nacido hace 51 años en Banfield y que toda su vida vivió en la zona Sur de conurbano bonaerense, formaba parte del plantel de la sección Fotografía de la agencia Télam, donde había comenzado a trabajar desde muy joven en el sector administrativo para -posteriormente- dedicarse a su profesión y pasión: la fotografía.

Cuando se desató el conflicto con Gran Bretaña por las Islas Malvinas, Sergio fue llamado y participó como soldado en esa cruenta guerra en la que estuvo detenido por las fuerzas inglesas.

Quinteros fue soldado del BIM 5 de Río Grande (Tierra del Fuego) y estuvo durante 75 días en Monte Tumbledown, de las islas.

En el departamento fotográfico de Télam plasmó su calidad profesional, entre otras cosas, logrando el Premio Rey de España por una imagen captada en una asamblea de Racing Club en la que un redoblante hizo estallar los anteojos del entonces presidente de la “Academia”, Daniel Lalín.

También se desempeñó como editor fotográfico, cargo que le tocó cumplir en los tensos tiempos para la Argentina de fines de 2001 y comienzos de 2002, y lo hizo con gran profesionalidad. Muchas madrugadas se lo solía ver en la sala de edición fotográfica seleccionando el material de los reporteros gráficos en esas largas jornadas de crisis en el país.

En sus últimas horas, Sergio tuvo a su lado en todo momento a su compañera en la vida, Beatriz Viola, quien se lo sostuvo incansablemente en su última batalla.

Sus restos fueron velados en la sala Lasalle, Hipólito Yrigoyen 8762, de Lomas de Zamora.

Comentarios

Ingresa tu comentario