Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Nisman: una noche agitada en Puerto Madero

Fue encontrado sin vida el domingo por la noche en el baño de su departamento de Puerto Madero junto a un arma de fuego. Fuentes médicas y policiales hablan de un posible suicidio. Este lunes Nisman debía presentarse en el Congreso para explicar la denuncia por encubrimiento contra la Presidente, el canciller Timerman y otros dirigentes políticos. Crónica de lo sucedido. (CABA) “Mañana me llamás y te digo qué hacemos”, ese...

Fue encontrado sin vida el domingo por la noche en el baño de su departamento de Puerto Madero junto a un arma de fuego. Fuentes médicas y policiales hablan de un posible suicidio. Este lunes Nisman debía presentarse en el Congreso para explicar la denuncia por encubrimiento contra la Presidente, el canciller Timerman y otros dirigentes políticos. Crónica de lo sucedido.

(CABA) “Mañana me llamás y te digo qué hacemos”, ese fue su último mensaje, el viernes, a su custodia. El sábado, sin salir de su casa, fue más concreto: “Mañana bajo a las 11:30”. Eso nunca sucedió. La primera información empezó a correr entre las 22:30 y 23 del domingo. Las redes sociales daban datos de un episodio policial en las torres Le Parc de Puerto Madero, en el departamento del fiscal Alberto Nisman, a 12 horas de su exposición ante el Congreso de la Nación.

Cerca de la medianoche llegaron a Puerto Madero los primeros móviles de la Policía Federal y Prefectura. El escenario entre edificios de lujo y autos de alta gama era propio de una película de Hollywood: camionetas de la Unidad Forense de la PFA llegaban sin cesar; y Prefectura montaba un cerco perimetral de más de 150 metros. Preguntas sin respuestas. Mientras la información oficial no aparecía, las conjeturas ya eran varias.

Durante todo ese tiempo, los miembros del ministerio de Seguridad de la Nación dejaron de atender los teléfonos y el secretario de Seguridad, Sergio Berni, ingresó casi corriendo al edificio de la calle Azucena Villaflor al 450. Ahí todo cambió. Infobae fue uno de los primeros medios en llegar a Puerto Madero, pero el silencio fue tajante desde el minuto cero. Los vecinos se acercaron con el color de los móviles de televisión que se apostaban, pegados a las cintas de seguridad improvisadas como “corralito”, a más de 50 metros del ingreso principal del edificio.

Una ambulancia del SAME, siete patrulleros, más de 40 efectivos de Prefectura, otros tantos de la Federal, tres móviles forenses, más de 10 peritos, un juez, un fiscal y un funcionario nacional de alto rango. Todo eso, pasada la medianoche del domingo, demostró que lo que estaba sucediendo en esas cuatro paredes era de importancia nacional.

Alrededor de la 2:30 de la mañana, se confirmó la noticia de la muerte del fiscal. A las tres del lunes, la información comenzaba a aparecer en los principales medios de comunicación. Pasadas las cinco fue la fiscal Viviana Fein la que dio los detalles que confirmaron todo: era Nisman. Fue el propio Berni quien llamó a la Presidente de la Nación una vez que se confirmó que el fiscal de la causa Amia era quien estaba sin vida en el baño de su departamento.

La diputada nacional Patricia Bullrich intentó ingresar al edificio “para preservar la información” de Nisman, pero la fiscal no se lo permitió. Ella, presidente de la Comisión que hoy debía recibir a Nisman, lo entendió. Se quedó a un costado por más de dos horas.

“Puedo confirmar que había un arma. Puedo confirmar que el fallecimiento fue por disparo de arma de fuego”, sentenció Fein. Y ya las redacciones debían cambiar su información. La fiscal bajó para hablar con los periodistas e intentar calmar el murmullo pero no fue suficiente. En el medio, turistas alojados en hoteles muy cercanos se acercaban a sacar fotos y preguntar qué era lo que estaba pasando.

Con el sol ya asomando, la morguera de la Federal se llevó el cuerpo de Nisman. En el edificio Le Parc cuatro patrulleros, efectivos de Prefectura y mucha información. La calle continúa cerrada. La información también.

Fuente: Infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario