Buenos Aires, 26/06/2017

Mudarían manteros de Flores a un galpón ubicado en el barrio de Once

Aquellos que estén interesados deberán registrarse

(CABA) Podrían mudarse los primeros manteros que desplegaban su actividad en las veredas y bocacalles de la avenida Avellaneda, en el barrio de Flores, a un galpón en Once. Así, la Ciudad busca avanzar en el proyecto para despejar ciertos puntos conflictivos donde el comercio ilegal se adueñó del espacio público.

Con el operativo que se llevó a cabo para evitar la instalación de los manteros en las veredas de Flores, se montó una oficina móvil en la plaza Vélez Sarsfield, a unas diez cuadras del epicentro del desalojo, para proponerles a los vendedores una opción para mudarse y seguir ejerciendo la actividad, aunque esta vez bajo normas reguladas y adheridos a un marco legal.

Una vez anotados, los interesados deben acercarse a la sede de la comuna 7. Allí se corrobora la identidad de la persona y luego se constata la ausencia de antecedentes penales.

El comerciante que quiere tener su lugar en el nuevo paseo comercial debe pagar monotributo y tener las facturas que demuestren la procedencia de la mercadería que vende. Desde la Ciudad estimaron que, si los trámites de control de los requisitos avanzan, mañana podrán instalarse en el predio los primeros manteros. Mientras tanto, continúa el empadronamiento. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario