Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Montenegro reconoció que su mujer trabaja con Righi

El ministro de Seguridad porteño confirmó que su esposa, María José Labat, comparte un estudio jurídico con la pareja del ex procurador, pero desestimó la denuncia por presunto “tráfico de influencias” realizada por Boudou. “Esto va a estar claro en la investigación”, sostuvo. “No tengo ninguna duda y así va a quedar demostrado, que cada uno tiene que contestar por lo que corresponde. No tengo ninguna duda de la no...

El ministro de Seguridad porteño confirmó que su esposa, María José Labat, comparte un estudio jurídico con la pareja del ex procurador, pero desestimó la denuncia por presunto “tráfico de influencias” realizada por Boudou. “Esto va a estar claro en la investigación”, sostuvo.

20120411-151154.jpg

“No tengo ninguna duda y así va a quedar demostrado, que cada uno tiene que contestar por lo que corresponde. No tengo ninguna duda de la no participación en ningún tipo de delito por parte tanto de mi mujer como de su socia, Ana María García [esposa del ex procurador Esteban Righi]”, sostuvo Guillermo Montenegro en conferencia de prensa.

El ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires evaluó que “esto va a estar claro en la investigación judicial. A partir de ahí, en las otras investigaciones, cada uno va a tener que responder con sus dichos y hechos cuáles son las responsabilidades que tuvieron en otras investigaciones”.

El lunes pasado, Boudou denunció ante la Justicia que del estudio “García, Labat, Musso y Righi” –fundado por el ex procurador general, quien estuvo al frente del bufete hasta que asumió como jefe de los fiscales– lo fueron a ver en 2010, cuando era director de la Anses, para ofrecerles un presunto “tráfico de influencias” para tener llegada a los jueces federales.

“Cuando yo era director ejecutivo de Anses me vinieron a ver de un estudio de abogados a Anses, del estudio García, Labat, Musso y Righi, a mi despacho de director ejecutivo, para decirme que yo era nuevito, que no entendía cómo funcionaba esto. Que yo tenía que tener buenos lazos con Comodoro Py (sede de los tribunales federales). Que era muy importante desarrollar esa relación. Yo, es verdad, era nuevito y nunca me imaginé que tenía que tener lazos con la Justicia”, dijo Boudou el jueves último.

Righi renunció ayer como jefe de los fiscales con una carta dirigida a la presidente Cristina Kirchner, en la que rechazó las acusaciones de Boudou al afirmar que “inexorablemente se demostrará la falsedad de las afirmaciones e imputaciones” en su contra.

 

 

Infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario