Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Montenegro admite que la Metropolitana “no puede” brindar seguridad en el subterráneo

El ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro, aseguró que la Policía Metropolitana no está hoy en condiciones de hacerse cargo de la seguridad en los subterráneos. “Sería una locura plantear que la Policía Metropolitana, en menos de dos años y medio de existencia y con 3.000 efectivos, se haga cargo hoy de todo lo que plantea la ministro (de Seguridad de la Nación, Nilda) Garré”,...

El ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro, aseguró que la Policía Metropolitana no está hoy en condiciones de hacerse cargo de la seguridad en los subterráneos.

“Sería una locura plantear que la Policía Metropolitana, en menos de dos años y medio de existencia y con 3.000 efectivos, se haga cargo hoy de todo lo que plantea la ministro (de Seguridad de la Nación, Nilda) Garré”, dijo Montenegro, en una conferencia de prensa en el Centro Unico de Coordinación y Control de la Policía Metropolitana, en el barrio de Chacarita.

Montenegro, que hizo estas declaraciones al finalizar la reunión de gabinete porteño, afirmó que su ministerio no tiene “capacidad operativa” para poner “entre 550 y 670 efectivos” de la Policía Metropolitana en las 70 estaciones de subterráneos”.

En la actualidad, la seguridad de los subtes está a cargo de la Policía Federal, que tiene asignados a los subterráneos 40 efectivos que cumplen servicio ordinario, y otros 250 que realizan servicio adicional, es decir que trabajan allí haciendo horas extras.

De acuerdo a lo consigando por el Ministro Montenegro, la estimación que hacen desde el gobierno porteño respecto a la necesidad de presencia policial en los subtes es de “entre 550 y 670 efectivos”.

En la misma conferencia de prensa, la vicejefa de gobierno de la Ciudad, María Eugenia Vidal, apoyó al ministro Montenegro al sostener que “la Policía Metropolitana es una fuerza en formación” y que, por lo tanto, es “muy difícil que hoy pueda garantizar la seguridad en los subtes”.

Vidal dijo que la decisión del gobierno nacional fue “unilateral”, en el marco de “un proceso de traspaso de subtes que todavía no ha concluído” y que “debería ser ordenado”.

Respecto a esta decisión, Montenegro agregó que “si el objetivo de esta decisión hubiese sido llevar más policías a la calle, no hubiese sido de esta manera, ya que sólo 40 efectivos de la Policía Federal cumplen hoy tareas ordinarias en el subte, mientras que los 250 restantes ya estaban en la calle prestando diferentes servicios, y en sus horas extras estaban en el subte”.

Según Montenegro, la seguridad en los subtes podría haberse planteado por un período en forma compartida, y con herramientas diferentes, como cámaras, personal no policial, y también policía de civil.

“Hay que tener en cuenta que la Policía Federal tiene 30.000 efectivos, y la Policía Metropolitana 3.000. Lo lógico hubiese sido que la seguridad durante un tiempo sea proporcional”, dijo Montenegro.

Si bien el ministro reclamó la falta de “charla previa” en el retiro de la Policía Federal de los subtes, reconoció que sostiene “con Garré” y su gabinete un “diálogo permanente desde el mismo día que recibió la nota, hace diez días”

Comentarios

Ingresa tu comentario