Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Mónica Farro levantó la temperatura

Se sometió a radiofrecuencia

La vedette se sometió a un sistema de radiofrecuencia en Desayuno Americano, y lució un conjunto de lencería no apto para cardíacos…

farro-desayuno-americano

Decir que Mónica Farro tiene un cuerpo trabajado y envidiable es una obviedad. La vedette saca a relucir su costado de femme fatale y calienta la temperatura de Twitter con algunas fotos bien sexies.

Farro mostró sus provocadoras inscripciones: “Sólo Dios puede juzgarme”, en su cadera, y otro que dice “Enjoy me (disfrutame)”, en la muy (pero muy) baja espalda.

Pero esta vez, la modelo uruguaya directamente reventó el termómetro televisivo con un sensual conjunto de lencería negro. Incluso, Farro fue más lejos y hasta mostró sus tatuajes más “íntimos”.

Mónica se sometió en vivo a un tratamiento de belleza en Desayuno Americano y lució su torneada figura. Una especialista le aplicó calor en los glúteos a través de un sistema de radiofrecuencia y ella confesó que se realiza el tratamiento dos veces por semana para estimular el colágeno y la elastina.

La perlita de la nota fue cuando Farro reveló sus provocadores tatuajes número 10 y 11. El décimo es una inscripción en el costado izquierdo de su cadera. “Sólo Dios puede juzgarme”, reza la frase. Pero los aplausos y los gritos desde el piso se los llevó el undécimo, ubicado en la (muy, pero muy) baja espalda con una más que sugerente consigna: “Enjoy me (disfrutame)”.

Comentarios

Ingresa tu comentario