Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Misterio por el crimen a puñaladas de un preceptor

El homicidio se descubrió cuando el encargado vio manchas de sangre en el pasillo del piso 9. Buscan a un hombre de unos 25 años.

(PBA) Se oyeron gritos en medio de la madrugada, una fuerte discusión en un departamento, y esta mañana el encargado del edificio descubrió manchas de sangre y algunas pisadas en el pasillo del noveno piso. Llamó a la Policía y en el departamento “B” se halló el cuerpo de un preceptor de 51 años, apuñalado y desnudo. Las cámaras de seguridad revelaron que cerca de las 4 salió “un hombre de unos 25 años, encapuchado”.

La víctima fue identificada como Ricardo Mario Gómez, que trabajaba como preceptor en una escuela. Los investigadores descartan la hipótesis del un robo.

El fiscal del caso, Alejandro Pelegrinelli, confió que en una primera inspección en el departamento se pudo establecer que hubo una pelea y que, al parecer, de la escena no faltarían elementos de valor, aunque restaba que allegados de Gómez lo confirmaran.

Había un gran desorden en el departamento y manchas de sangre. El cuerpo fue hallado en la cocina. El asesino dejó la marca de la huella de sus zapatillas. “Piso sangre y fue dejando la marca en el pasillo y en el ascensor”, dijo un investigador.

El crimen ocurrió en el edificio de Corrientes 2281, casi Brown, en el centro de la ciudad. Gómez alquilaba allí hace por lo menos dos décadas, informaron las fuentes del caso.

Las cámaras de seguridad del edificio registraron cuando salía una persona con el rostro cubierto por una capucha, cerca de las 4, en tanto que las cámaras del Centro de Monitoreo de la municipalidad habrían detectado algunos de los movimientos que el hizo al salir del edificio.

MG

FUENTE: CLARÍN

Comentarios

Ingresa tu comentario