Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Mirá el mapa de robos celulares, ruedas y camiones en la Capital

El robo de teléfonos prolifera en el microcentro y las principales avenidas; en Flores y en Palermo, el de neumáticos; la piratería del asfalto, en el Sur

(CABA) Palermo y Flores son zonas “calientes” para el robo de neumáticos. Nueva Pompeya y Villa Soldati son los barrios donde hay más casos de piratería del asfalto. El microcentro porteño y las zonas comerciales en avenidas como Rivadavia, Cabildo, Santa Fe y Corrientes son sectores críticos para utilizar el teléfono en la vía pública: es allí donde ocurre la mayor cantidad de hurtos y arrebatos de teléfonos celulares.

En 2015, abril fue el mes en el que hubo más robos de celulares en la ciudad de Buenos Aires, con 879 casos. Enero del año pasado se convirtió en el mes en que más hechos de sustracción de neumáticos ocurrieron: 679. Y abril y mayo pasados encabezaron el ranking de piratería del asfalto, con 56 y 55 asaltos a camiones y camionetas de transporte de mercadería, respectivamente.

Así surge del Mapa del Delito elaborado por la Dirección General de Análisis Criminal y Planificación Estratégica de la Persecución Penal (DAC) de la Procuración General de la Nación, que está a cargo del fiscal Diego García Yomha.

Los números del robo de teléfonos celulares y neumáticos y de casos de piratería del asfalto, son parte del registro de casos con autores ignorados (NN) que tramitan ante las fiscalías porteñas con competencia ordinaria. Es decir que no se trata del 100% de los delitos de este tipo que se producen en la ciudad de Buenos Aires.

2178748h765

“De los casos que ingresan en el sistema judicial, aproximadamente un 65% son hechos en los cuales no se encuentra identificado el autor. Si bien esto no representa la totalidad de los delitos cometidos en la ciudad de Buenos Aires, le permite a la DAC analizar tendencias delictivas a partir del estudio de la evolución en los distintos delitos del fuero ordinario”, explicaron fuentes del equipo de García Yomha.

El software con el que trabaja la DAC fue creado por especialistas en informática del propio Ministerio Público Fiscal y funciona desde principios del año pasado. Con el sistema de carga pueden analizar horario, día e incluso la calle en la que suceden los hechos delictivos.

Por ejemplo, según los datos de la DAC, el robo de teléfonos celulares se produce con mayor frecuencia entre las 12 y las 20.

Con esos datos, si se hace un análisis más específico de las estadísticas de la DAC, se puede determinar que la avenida Rivadavia, entre las avenidas La Plata y San Pedrito (caballito y Flores); la estación Liniers, la avenida Cabildo, cerca de las estaciones de subte (Belgrano); la avenida Pueyrredón, entre las avenidas Santa Fe y Rivadavia (Recoleta y Balvanera); la peatonal Florida, entre Córdoba y Alem; la avenida Corrientes entre Alem y Dorrego (San Nicolás, Balvanera, Almagro y Villa Crespo); la estación Retiro de trenes y la avenida Córdoba, entre Pueyrredón y Scalabrini Ortiz (Recoleta y Palermo), conforman la “zona roja” del robo de celulares.

Según las estadísticas, el robo de teléfonos ocurre con mayor frecuencia en los barrios con gran circulación y concentración de personas en la vía pública.

 

Datos preocupantes

inseguridad-2178747w640

En los datos obtenidos por las fiscalías figuran 20.475 casos de robos de celulares en la ciudad de Buenos Aires en el bienio 2014/2015, un promedio de 750 aparatos hurtados por mes. Sin embargo, esas cifras aumentan considerablemente si se toman en cuenta informes a nivel nacional realizados por empresas vinculadas con el sector de las comunicaciones. Esas estadísticas privadas dan cuenta del robo de 6500 celulares cada día.

La Dirección General de Análisis Criminal y Planificación Estratégica de la Persecución Penal citó en su informe a datos de la Asociación GSMA, que agrupa a empresas latinoamericanas de telefonía móvil, la misma entidad que alertó el año pasado sobre la magnitud del robo de celulares en la Argentina.

Luego de ser robados habrían sido adulterados entre el 4,5 y el 8% de los celulares que son utilizados en el país. También se llegó a la conclusión de que “una porción no determinada de los teléfonos robados/hurtados en la Argentina está abasteciendo mercados ilegales en otros países”.

Con respecto al robo de neumáticos, los sectores críticos son los polígonos comprendidos por la avenida Juan B. Justo, Forest, Luis María Campos y Elcano; Juan B. Justo, Corrientes, Santa Fe y Mario Bravo, y Juan B. Justo, Acoyte, Rivadavia y Donato Álvarez.

“Es importante ver cómo sucede el delito para conocer si hay patrones comunes y así poder intervenir e investigar. Sin un estudio del delito no se pueden direccionar medidas preventivas”, sostuvo Yomha.

“Los datos nos permiten ver una cierta estabilidad -más allá de determinadas variaciones- en la cantidad de hechos, lo que nos lleva a inferir la existencia de un mercado que funciona y subsiste a partir de los robos y hurtos de celulares”, afirmaron fuentes de la DAC.

Tras analizar las estadísticas, las zonas y horarios en que suceden los delitos se puede hacer una evaluación y comenzar campañas preventivas, como sucedió en su momento con los secuestros virtuales.

Con respecto a la piratería del asfalto, según la DAC, después de Villa Soldati y Nueva Pompeya, “una segunda zona de menor intensidad se concentra en Villa Lugano, Parque Avellaneda, Barracas, Villa Riachuelo y Liniers”. Los hechos de piratería del asfalto ocurren, en su mayoría, los días de semana entre las 10 y las 12. A partir de las 13 disminuye la cantidad de esos robos. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario