Buenos Aires, 23/07/2017

El Ministerio de Salud provincial advirtió que sancionará a los médicos que denuncien a las mujeres que aborten

Se emitió un instructivo a hospitales y centros sanitarios sobre el procedimiento para esos casos. Un polémico cartel en Morón generó los cuestionamientos.

(PBA) El Ministerio de Salud bonaerense advirtió ayer a los médicos que no deben denunciar a ninguna mujer que llegue a un centro de salud o a un hospital público con un aborto en curso, ya sea que se trate de una interrupción del embarazo producida espontáneamente o inducida. Además, les recordó que en esas situaciones deben brindar un “trato humanizado y de respeto y apoyo” a la paciente, y “mantener una actitud libre de prejuicios, sin discriminación ni coerción en la prestación de servicios, cualquiera haya sido la situación que llevó a la mujer a la consulta”, caso contrario podrán recibir sanciones “legales, administrativas, civiles o penales”.

La directiva fue enviada a través del Programa de Salud Sexual y Reproductiva a los directores de las 12 regiones sanitarias y a los secretarios de Salud municipales, con la indicación de distribuirla en cada uno de los centros de salud de la provincia. También se mandó a hospitales y referentes de SSyR de todo el territorio bonaerense. El instructivo fue redactado y distribuido por orden de la ministra Zulma Ortiz, luego de que el fin de semana organizaciones de mujeres del oeste del conurbano alertaran que se había dado la indicación de denunciar ante la “sospecha de aborto” –y también de abuso sexual y violación– en un centro de salud de la localidad de El Palomar, partido de Morón, donde gobierna el ex esposo de la gobernadora María Eugenia Vidal y dirigente de Cambiemos, Ramiro Tagliaferro.

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario