Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Millonaria multa a prepaga por no enviar ambulancia a nena de dos años que murió

Era para asistir a una nena de 2 años que murió al llegar al hospital. La empresa deberá pagar $5 millones tras ser sancionada por la Dirección Nacional de Comercio Interior. (CABA) Era una nena que tenía 2 años y medio y le gustaba pasear a sus muñecas en su cochecito de color lila. Tomaba el té y acomodaba a sus ositos. Era una nena que irradiaba alegría, pero el...

Era para asistir a una nena de 2 años que murió al llegar al hospital. La empresa deberá pagar $5 millones tras ser sancionada por la Dirección Nacional de Comercio Interior.

Ambulancias-Swiss-Medical-Archivo_CLAIMA20141208_0070_27

(CABA) Era una nena que tenía 2 años y medio y le gustaba pasear a sus muñecas en su cochecito de color lila. Tomaba el té y acomodaba a sus ositos. Era una nena que irradiaba alegría, pero el 5 de julio de 2012 se desvaneció de repente. Su niñera llamó a la madre, Verónica Salomon, que estaba en su oficina, quien a su vez pidió por teléfono el envío de una ambulancia a su empresa de medicina prepaga, Swiss Medical. Sin embargo, la asistencia nunca llegó, y la nena murió. Los padres hicieron el reclamo ante la Dirección Nacional de Comercio Interior, que dictaminó que la prepaga debía pagar 5 millones de pesos. La empresa apeló. Ahora, la Justicia ratificó la multa.

Mi vida se derrumbó por el fallecimiento de mi hijita. Porque los padres no estamos preparados para enterrar a un hijo. Hoy siento que sobrevivo. Que tengo que salir adelante porque mis otros hijos  me necesitan. Pero esta mochila de piedras me acompañará de por vida. La muerte no hubiera ocurrido si la ambulancia de Swiss Medical hubiese venido con el equipamiento necesario”, comentó Salomon a Clarín. “La empresa sólo me dijo: ´Quédese tranquila que hemos desvinculado al empleado que recibió su llamado porque no terminó la cadena telefónica exigida para estos casos de riesgo de vida´.

Como la nena se desvaneció y la asistencia de la prepaga no llegaba, un vecino llamó al SAME. Este organismo público porteño envío una ambulancia y trasladó a la nena al Hospital Fernández, en Capital Federal. Ocho médicos de la guardia hicieron lo imposible para salvarle la vida, pero no hubo caso: la nena falleció. Tres meses después, el Cuerpo Médico Forense determinó que había sufrido una miocarditis aguda por un virus.

Comentarios

Ingresa tu comentario