Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Militancia cívica: una buena forma de entrar en las listas

No son pocos los candidatos electorales que han surgido de la militancia cívica en lugar de la militancia partidaria. Valorados por su cercanías con las demandas sociales ahora han surgido como personajes clave en las listas. (CABA) Quedarse en el llano o saltar a la política pública. Esta es en ocasiones una duda que invade el pensamiento de cientos de luchadores sociales. Los reclamos por mejoras en los derechos y...

No son pocos los candidatos electorales que han surgido de la militancia cívica en lugar de la militancia partidaria. Valorados por su cercanías con las demandas sociales ahora han surgido como personajes clave en las listas.

gustavo-vera

(CABA) Quedarse en el llano o saltar a la política pública. Esta es en ocasiones una duda que invade el pensamiento de cientos de luchadores sociales. Los reclamos por mejoras en los derechos y garantías de los argentinos hicieron que casos como los de Alicia Oliveira, Gustavo Vera, Claudio Dellecarbonara, sea una nueva opción a la hora de elegir una boleta en las urnas.

Las elecciones legislativas primarias de agosto están a pocos días de producirse y en el cuarto oscuro los electores podrán votar por nombres que ya son conocidos pero por sus actividades en los social.

Gustavo Vera, emblema de la lucha contra la trata de personas y titular de la ONG La Alameda, es precandidato a legislador porteño dentro del espacio Coalición Sur, conformado por las agrupaciones de “Pino” Solanas y “Lilita” Carrió.

Desde el blog de su fundación, se explicó: “La Alameda resolvió organicamente acompañar a su titular Gustavo Vera como primer candidato a legislador porteño llevando la lucha por la ética pública y contra las mafias también al plano político y electoral del mismo modo que lo venimos haciendo en el plano social, sindical y judicial desde hace más de una década”.

“Consideramos que las redes de trata laboral y sexual, el narcotráfico, las coimas y la corrupción los gravísimos delitos ambientales, el lavado de dinero ilegal que es pasado fraudulentamente a la economía formal forman parte de un entramado de mafias y crimen organizado. La batalla es en plano político-electoral como también lo seguirá siendo en el social y sindical. Y hay que darla ahora, antes que la mafiosidad que corroe al aparato estatal sea irreversible y tengamos que lamentar miles de victimas por año como en México o Colombia”, manifestaron.

Otro caso representativo es el de Alicia Oliveira, ex jueza desvinculada y perseguida por la dictadura, ex defensora del pueblo de la Ciudad, militante por los derechos humanos. Participa como precandidata a senadora nacional en estas elecciones por la agrupación “Fe – Lista A – Unidos con Fe”.

Oliveira ostenta como antecedente haber sido nombrada en 1973 como la primera mujer juez del fuero penal, pero debió alejarse en 1976 cuando fue desalojada por la dictadura. Fue abogada del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Fue convencional constituyente en 1994 y militó en el Frepaso.

Hace semanas su nombre volvió a los diarios debido a la defensa que ejerció de la figura de Jorge Mario Bergoglio, actualmente envestido como el papa Francisco. Criticó a la exministra de Seguridad por haber acusado al pontífice de su presunta complicidad con los militares durante la última dictadura. “Yo puedo dar fe de que él estuvo siempre a favor de los más necesitados, durante la dictadura no estaba a favor de todo eso, inclusive ayudó a mucha gente a salir del país, que se diga eso de él es una infamia. Garré sabe todo lo que hizo Bergoglio”, expresó ante Perfil.com.

El tercer ejemplo del paso de la militancia, laboral y sindical en este caso, a la listas electorales, es el de Claudio Dellecarbonara. Es delegado de la línea B del subterráneo de Buenos Aires y dirigente nacional del PTS. Encabeza la lista de senadores nacionales por la Capital Federal en la lista del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT). Es la primera vez que un trabajador en actividad se postula para ocupar una banca en la Cámara alta.

Las diferencias con el ala kirchnerista del sindicato del subte se hicieron sentir con fuerza durante el paro nacional del pasado 20 de noviembre en el que Dellecarbonara promovió asambleas en la Línea B, que fue finalmente la única que paralizó sus servicios en aquella jornada nacional de protesta contra la política del Gobierno nacional. Asimismo, encabezó una férrea oposición al traspaso del subte al Gobierno de la Ciudad. Dellecarbonara denunció entonces “un acuerdo espurio entre el macrismo y el kirchnerismo contra los trabajadores y los usuarios del Subte”. Dellecarbonara milita en las filas del Partido de los Trabajadores Socialistas hace siete años y es parte de su dirección desde hace tres.

Otros casos que se pueden encontrar en las listas a precandidatos son: Sergio Bergenfeld, miembro de la Asociación Civil para la Defensa Ciudadana y abogado defensor de los derechos de los jubilados, candidato a senador por la lista de Juan Carlos Blumberg; Manuela Castiñeira del MAS, militante por los derechos de la mujer y el aborto legal; y Cristian Aldana, líder de la banda de rock “El Otro Yo”, precandidato por el FPV diputado nacional, defensor de los derechos de los artistas del mundo de la música, es fundador de la Unión de Músicos Independientes.

Comentarios

Ingresa tu comentario