Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Microcortes sectorizados de luz en invierno, un problema sin respuesta

El problema de los cortes de luz parece ser un cuento de nunca acabar. Ahora los vecinos de la ciudad denuncian micro cortes sectorizados y repetidos. Las empresas dicen que es a causa d ela modernización de la red. (CABA) “Un día tenés luz, al rato se corta. Pero después vuelve. Te sentás a cenar y se apaga todo nuevamente. Y hay que sacar las velas. En el Mundial, para...

El problema de los cortes de luz parece ser un cuento de nunca acabar. Ahora los vecinos de la ciudad denuncian micro cortes sectorizados y repetidos. Las empresas dicen que es a causa d ela modernización de la red.

Edesur-Servicio-de-Emergencia

(CABA) “Un día tenés luz, al rato se corta. Pero después vuelve. Te sentás a cenar y se apaga todo nuevamente. Y hay que sacar las velas. En el Mundial, para no perdernos los partidos, programábamos una visita a casa de familiares o amigos. Si así es el invierno, no quiero pensar lo que será el verano.

Irma Benítez vive en un departamento de la calle Ramón Falcón, al 2200, en Flores, barrio donde opera la empresa Edesur. Para esta mujer de 63 años, la falta de suministro eléctrico es parte de su día a día. Aunque hoy festeja que hace más de una semana que está “sin interrupciones“.

La definición parece ser un archivo en clave: “Microcortes de luz sectorizados y repetidos“. Así definen los especialistas de energía al resultado del fenómeno que se instaló durante este invierno en la Capital y el conurbano bonaerense. Las empresas, que reconocen el problema, insisten en que las interrupciones se deben a los trabajos de modernización en la red.

Lo cierto es que, debido a la crisis energética y, al parecer, también por el aumento en la tarifa de gas, mientras que hubo un estacionamiento tarifario del sector eléctrico, esta coyuntura determinó un mayor consumo de electricidad, que puede llegar a colapsar la red de baja tensión, aunque las empresas de energía dicen que en este invierno aún no se llegó al récord de consumo.

Otra dificultad para los usuarios es la duración de los cortes. En 2008 la extensión de las interrupciones, en el promedio anual, era de 13 horas, pero en los últimos cinco años la cifra se duplicó y llegó a las 26 horas promedio.

Los cortes de energía eléctrica se reiteran en distintas zonas y generan un sinfín de complicaciones. Los afectados, además, dicen que no encuentran respuestas inmediatas por parte de las compañías. Si un usuario llama por teléfono, del otro lago responderá un contestador automático.

Así las cosas, barrios como Caballito, Flores, Villa del Parque, Devoto, Recoleta, Núñez, Balvanera, San Nicolás, Floresta, Villa Luro, Colegiales, Coghlan y Almagro, entre otros, viven cortes reiterados de energía.

El problema también afecta a varios localidades y partidos del conurbano bonaerense: Wilde, Rafael Calzada, Burzaco, Claypole, Ituzaingó, Quilmes, Munro, Olivos y Monte Grande, entre otros.

Desde las compañías eléctricas argumentan que la situación “no es peor” respecto de años anteriores. Sin embargo, las asociaciones de consumidores sostienen que los reclamos se incrementaron en más de un 50 por ciento.

Sandra González, presidenta de la Asociación de Defensa de Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua) contó que los vecinos de la ciudad están molestos con los repetidos cortes de luz. “Este invierno se duplicó al menos la cantidad de reclamos por falta de suministro de energía. Lo insólito es que las empresas tienen un contestador para atender las urgencias y en la que dicen, por ejemplo, que por un conflicto gremial no iban a poder solucionar el corte“, contó González sobre un caso puntual que ocurrió el sábado pasado por la tarde, en la calle Obispo San Alberto al 3200, en Villa Pueyrredón, una zona que corresponde a la empresa Edenor.

González aclaró: “Esto me lo dijo un vecino y yo llamé para corroborarlo: me respondió una máquina que decía que había un conflicto gremial. Insólito“.

El 14 de julio pasado, hasta la zona aledaña a la Casa Rosada se quedó sin luz: hubo cortes en la Plaza de Mayo, la Catedral, la Legislatura porteña y un sector del microcentro porteño. Ocurrió, según se informó oficialmente, minutos antes de las 18, tras registrarse “una falla” en un alimentador en una cámara en la avenida Rivadavia al 600, donde también asistió personal de bomberos de la Policía Federal.

El corte afectó la Catedral, donde, además del velatorio del obispo Guillermo Leaden, había una misa por el 20° aniversario del atentado a la AMIA. Desde Edesur explicaron que aquella interrupción se debió a “una pequeña falla en el alimentador que alimenta esa zona“.

Las quejas se suman. Héctor Polino, titular de la asociación Consumidores Libres, sostuvo que este invierno “se duplicaron” las denuncias de los vecinos por los cortes de luz. Y aseguró: “El problema afecta principalmente al sur de la Capital y el conurbano bonaerense, donde está la empresa Edesur. Según los casos que llegaron a nuestra asociación, los cortes son por horas y repetidos. Pero lo llamativo es que no hay demasiadas indemnizaciones para los usuarios afectados“.

En Balvanera, los vecinos sufren cortes de luz desde el 1º de julio y hace pocos días recibieron respuestas. Las interrupciones fueron menores a 10 o 12 horas diarias. “Cuando algún vecino logra hablar con Edesur la respuesta es: «Una cuadrilla está trabajando en la zona». Las cuadras directamente afectadas son: La Rioja, Deán Funes y Catamarca, entre Av. Belgrano y México, respectivamente. Y la avenida Belgrano y Venezuela“, contó Graciela Bruno.

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario