Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

Menos formaciones en las Líneas C y D durante las horas pico

Desde SBASE, la empresa porteña que administra los subtes, argumentaron que se debe al mantenimiento habitual de los trenes. Por su parte, los Metrodelegados sostienen que la medida es para bajar los costos operativos. (Ciudad de Buenos Aires) Según informó el diario La Nación, las líneas C y D del subte circulan desde hace dos semanas con dos formaciones menos en las horas pico, una medida que impacta notoriamente en...

Desde SBASE, la empresa porteña que administra los subtes, argumentaron que se debe al mantenimiento habitual de los trenes. Por su parte, los Metrodelegados sostienen que la medida es para bajar los costos operativos.

linea-D-subte-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) Según informó el diario La Nación, las líneas C y D del subte circulan desde hace dos semanas con dos formaciones menos en las horas pico, una medida que impacta notoriamente en la calidad del servicio y que podría extenderse a otras líneas.

Mientras delegados de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) sostienen que esta disposición se debe a cuestiones “económicas” con el fin de bajar los costos operativos del servicio, desde Subterráneos Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase) indicaron que se debe al mantenimiento habitual que se hace en el material rodante y que hay 100 coches que están pasados de kilometraje por falta de mantenimiento.

Actualmente, la concesionaria Metrovías pone en circulación 19 trenes en la línea D -que une Catedral con Congreso de Tucumán- durante las horas pico, cuando antes eran 21. En la línea C -Retiro-Constitución- corren nueve formaciones, contra las 11 que lo hacían habitualmente.

A esto se suma que la línea A funciona con cuatro formaciones menos de lo habitual, ya que sólo hay 9 trenes chinos y otras dos formaciones complementarias.

“Esta decisión de sacar trenes del servicio tiene que ver con un mantenimiento intensivo que no se hacía desde hacía cinco años. En total hay 300 coches que deben realizar una revisión profunda y otros 100 que directamente están pasados de kilometraje. Y cuando asumimos el manejo de la red dijimos que la seguridad de los pasajeros es lo prioritario”, dijo a LA NACION Juan Pablo Piccardo, presidente de Sbase.

Consultado el funcionario sobre cómo se verá afectado el usuario con la quita de formaciones, dijo que se sacarán formaciones en forma rotativa durante todo el año. “Reparar estos trenes demanda cuatro meses. Lo compensaremos con un mejor mantenimiento diario de los coches que ya están circulando. El usuario no viajará peor de lo que viajaba el año pasado, cuando los arreglos generales se hacían poco o nada.” Piccardo no confirmó ni descartó que la reducción se amplíe a otras líneas.

Los metrodelegados aseguraron que la medida obedece a una decisión política para reducir costos operativos. “Con esto ahorran en costos y energía, porque no pueden subir el boleto a $ 3,50. Esta decisión repercute en el servicio, porque los pasajeros viajarán más apretujados todavía”, dijo a LA NACION Roberto Pianelli, secretario general de la Agtsyp.

“Hoy, las formaciones dan 300 vueltas por día en la línea D y 280 en la línea C. Y desde la Agtsyp denunciamos que mientras dure la restricción los pasajeros viajarán en peores condiciones”, dijo Pianelli.

La línea D es segunda en el ranking de pasajeros transportados por día, con 294.999. En primer lugar está la línea B, con 304.916. La línea A transporta 167.287 pasajeros por día; la línea C, 162.977; la línea E, 68.092, y línea H, 21.125 pasajeros.

Mediante un comunicado, Metrovías coincidió con las explicaciones de Piccardo. “Desde abril, la empresa, en acuerdo con Sbase, comenzó a implementar un nuevo cronograma de servicios en las líneas C y D que impacta en la disponibilidad de coches en servicio en los horarios pico. El resto de las líneas y el Premetro mantienen su esquema de servicio sin alteraciones”, indicaron.

Y se agregó: “En las líneas C y D la reducción se vincula con la necesidad de disponer de trenes para las tareas de mantenimiento profundo que se realizan en las revisiones generales de las formaciones. Se está trabajando intensamente para la recuperación del servicio y de la flota con el objetivo de que en unos meses el subte haya mejorado en confiabilidad”.

UNA GRAN PELEA: QUIÉN REPARA LOS TRENES

Una disputa compleja suma tensión en el subte: mientras la Agtsyp insiste en la necesidad de contratar a más trabajadores para aumentar la capacidad de los talleres Constitución, Polvorín y Rancagua, desde Sbase planean derivar algunas tareas de mantenimiento que no puedan realizarse en talleres del subte a otras empresas.

En marzo pasado, los trabajadores evitaron que empresas candidatas para llevar adelante el mantenimiento de los coches pudieran ingresar a los talleres de la línea C para verificar las tareas que allí se realizaban. Y los metrodelegados amenazaron con tomar medidas de fuerza.

Comentarios

Ingresa tu comentario