Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Memoria: la carta de un hijo de Desaparecidos del barrio de Flores

Juan Pablo de la parrilla El Campito, de Granaderos y Bogotá, nos cuenta en una emotiva carta cuando la Dictadura secuestró a su padre. (CABA) En exclusiva y a modo de homenaje a todos los vecinos de la ciudad que dieron su vida durante la sangrienta y cobarde Dictadura Miitar, publicamos la carta de Juan Pablo, hijo de un vecino desaparecido de Flores. “Vivíamos en Bonorino 1900 entre Balbastro y...

Juan Pablo de la parrilla El Campito, de Granaderos y Bogotá, nos cuenta en una emotiva carta cuando la Dictadura secuestró a su padre.

24 de marzo

(CABA) En exclusiva y a modo de homenaje a todos los vecinos de la ciudad que dieron su vida durante la sangrienta y cobarde Dictadura Miitar, publicamos la carta de Juan Pablo, hijo de un vecino desaparecido de Flores.

“Vivíamos en Bonorino 1900 entre Balbastro y Saraza, en Flores al sur. Mi viejo militaba en la JP del Bajo Flores y tenia un merendero en la llaman la 1.11.14 , junto con él desaparecieron 12 compañeros y compañeras del barrio.

“Miguel Angel Sosa fue secuestrado el 25 de mayo de 1976 en mi casa del Barrio de Flores, mi viejo militaba en la juventud peronista y simplemente por pensar distinto fue arrebatado de mi familia, solo quería ayudar a los que mas necesitaban y sus ideales eran de tener un país mas justo”.

“Viejo como te extraño y cuanta falta me hiciste en muchos momentos,mi vieja y mi tío Juan (que dios lo tenga en la gloria) se tuvieron que poner los pantalones largos y que bien que lo hicieron , movieron cielo y tierra buscándolo y sufrieron cosas que es el día de hoy que no me quieren contar…

“El fruto de su búsqueda llegó a su fin en 1982 cuando en un cementerio clandestino en grand bourg encontró los restos de mi papá y ahí si me pudo contarme un poco lo que había pasado después de tantos años de silencio.

“Hoy los restos de el descansan en el cementerio de flores y pude despedirme, también le puedo llevar una flor, tambien puedo hablar con el , cosa que las mayorías de familias de desaparecidos no pudieron aun, la justicia también llegó muy tarde pero llegó, los militares que participaron del operativo en esa noche nefasta fueron detenidos hace 3 años y tuvieron un juicio justo (cosa que a mi viejo no le permitieron).

“Ellos pudieron declarar… Por supuesto se negaron (a mi viejo no lo dejaron), ellos tuvieron los mejores abogados defensores (mi viejo no tuvo defensa que valga). Con mi mamá pudimos ser testigos del juicio y contamos lo que vivimos esa noche que nos marcó para siempre…

Los asesinos fueron condenados a Cadena Perpetua y ese día sentimos un alivio muy grande. ESTA ES MI HISTORIA Y UN 24 DE MARZO DE 2014, ME ANIME A CONTARLA NUEVAMENTE.

Comentarios

Ingresa tu comentario