Buenos Aires, 23/11/2017, edición Nº 1835

Mejoras en los servicios de trenes metropolitanos

En algunos sumaron nuevos coches y en los que no ha mejorado un poco el higiene. Si bien los usuarios están más satisfechos, Randazzo afirmó que aun falta trabajo por hacer. (CABA) Como uevas formaciones, el recambio de kilómetros de vías y la incorporación de tecnología de la época, los trenes del área metropolitana que fueron “bendecidos” con inversiones denotan una notoria mejora en el servicio que ofrecen. A más...

En algunos sumaron nuevos coches y en los que no ha mejorado un poco el higiene. Si bien los usuarios están más satisfechos, Randazzo afirmó que aun falta trabajo por hacer.

Ferrocarril Roca - electrificación 02

(CABA) Como uevas formaciones, el recambio de kilómetros de vías y la incorporación de tecnología de la época, los trenes del área metropolitana que fueron “bendecidos” con inversiones denotan una notoria mejora en el servicio que ofrecen. A más de dos años del trágico accidente de Once, y a uno de los anuncios oficiales que prometieron una “revolución” en el olvidado sistema ferroviario, los cambios positivos llegaron de la mano de una inédita inversión. De todas maneras, los ramales que aún sobreviven con coches añosos y señales que datan de 1930 siguen ofreciendo un servicio irregular.

Las líneas Sarmiento y San Martín, que funcionan en su totalidad con trenes nuevos y vías que fueron reemplazadas, experimentan los principales cambios, según los usuarios. En cambio, las líneas Mitre, Roca y Belgrano Sur, que recibirán nuevos coches en los próximos meses, se caracterizan por las cancelaciones de formaciones y fallas en la puntualidad. Y si bien hace un año en las estaciones no se cobraba boleto porque el Gobierno no podía garantizar un buen servicio, al menos salieron de la categoría “pésimo estado“.

Según datos oficiales, el Gobierno destinó 1533 millones de dólares para comprar 1262 coches sin rodar, 46 locomotoras para los trenes diésel y 59 triplas diésel para el área metropolitana. Además, se invirtieron 8091 millones de pesos en infraestructura ferroviaria. El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, admitió que “todavía falta” para que los trenes brinden un servicio óptimo, y afirmó que en los próximos seis meses habrá cambios notorios en las líneas Roca y Mitre. “La línea Mitre tendrá 180 coches eléctricos 0 km y 16 triplas diésel 0 km que estarán funcionando antes de fin de año. Incluso ya se están probando las nuevas formaciones.

Para mayo de 2015 se prevé la incorporación de 300 coches eléctricos cero kilómetro en el Roca, además del recambio en el sistema de señales. Para esa fecha también se renovarían los trenes del Belgrano Sur, con 72 coches 0 km. Según Randazzo, “la inversión en infraestructura ferroviaria prevista para este año y el próximo corresponde a la compra de materiales para renovación de vías, el señalamiento y la reconstrucción de estaciones de pasajeros, tanto en el área metropolitana como en los trenes Buenos Aires-Rosario y Buenos Aires-Mar del Plata“.

Tanto en el Sarmiento, donde el boleto subió hasta $ 3 con la SUBE, como en el San Martín, los pasajeros se mostraron muy conformes con el servicio y advirtieron cambios positivos. En tanto, en las otras líneas donde aún no se sumaron nuevas formaciones algunos ramales mejoraron la higiene y la información, pero sigue habiendo cancelaciones.

Desde junio hasta hoy, los trenes comenzaron a cobrar pasaje en las estaciones cabeceras. Sin embargo, en las estaciones intermedias de casi todas las líneas numerosos usuarios viajan sin sacar el boleto.

En junio pasado pagaron su ticket poco más de 21 millones de personas, un 10% más con respecto al mismo mes de 2013. Y el porcentaje aumentó en septiembre pasado hasta alcanzar una suba de 19% respecto del mismo mes del año anterior. La cantidad de pasajeros que viajaron por mes en el área metropolitana superaría los 60 millones.

En cuanto al costo del boleto, la incorporación de nuevos trenes en los distintos ramales irá acompañada de una suba en el boleto, tal como ocurrió con el tren Sarmiento hace pocos días. Y así será en el resto de las líneas en los próximos meses.

Si se cumplen los plazos prometidos, en 2015 la mayoría de los ramales se habrá librado de la tecnología obsoleta, los trenes añosos y la inseguridad del transporte. Sólo quedarían el Urquiza y el Belgrano Norte sin renovación en la flota. Aunque son los dos ramales que mejor servicio ofrecieron en la última década, teñida por la mediocridad del sistema ferroviario, que acumuló décadas de desinversión, olvido y desidia.

Comentarios

Ingresa tu comentario