Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Médicos del Hptal. Británico descubren nueva forma de trasplante para salvar más vidas

Se usará para mejorar la distribución de hígados para pacientes con cirrosis. EE.UU. será el primer país en aplicarla.

(PBA) Un equipo de investigadores médicos de la Argentina desarrolló una nueva fórmula para decidir mejor qué paciente con una enfermedad del hígado está más grave y necesita urgente un trasplante. En otros países se hicieron estudios que comprobaron el beneficio de usar esa fórmula, y ya el organismo público que está a cargo de los trasplantes en los Estados Unidos decidió que la adoptará a partir de enero próximo. El Incucai de la Argentina, que tenía ayer 1208 pacientes a la espera de un hígado, también utilizará la fórmula a partir de abril próximo.

La fórmula fue el resultado de un trabajo que realizaron Federico Villamil, hepátologo del Hospital El Cruce y del Hospital Británico de Buenos Aires, Andrés Ruf, y otros colaboradores, El uso de la fórmula permitirá que se incluyan pacientes que corrían riesgo de vida y que antes no eran detectados. En los Estados Unidos, ya calcularon que la muerte de pacientes en lista de espera se reducirá en un 10 por ciento: se salvarán unas 100 vidas por año sólo en ese país.

El hallazgo está basado en una fórmula anterior, que incluía tres pruebas sencillas de laboratorio. Al paciente con cirrosis hepática que necesitaba un trasplante le medían los niveles de bilirrubina, protrombina y creatinina a través de un análisis de laboratorio. A partir de esas mediciones, se empleaba desde 2002 en Estados Unidos una fórmula (llamada MELD por su sigla en inglés) que permitía predecir el riesgo de muerte a los tres meses con una eficacia del 85%. De este modo, y sin importar el tiempo de espera en la lista, los pacientes con mayor valor según la fórmula eran los que se trasplantaban primero.

Pero los investigadores argentinos identificaron que un subgrupo de pacientes con cirrosis que tienen mucha retención de agua y sal en el abdomen tenían un valor bajo cuando le aplicaban la fórmula y se morían antes del trasplante. Entonces, Villamil y su equipo incluyó la medición del sodio en sangre. “Descubrimos que los pacientes con retención de líquido tienen el nivel de sodio bajo. De esta manera, encontramos que el sodio es un excelente predictor de la sobrevida”, dijo a Clarín Villamil, que hizo el trabajo con apoyo de la Fundación para la Docencia e Investigación de las Enfermedades del Hígado (undieh.org.ar).

De acuerdo con Richard Freeman, vicedecano de asuntos clínicos de la Universidad de Texas, en EE.UU., la fórmula impulsada por los médicos argentinos “aportará eficacia para identificar a los pacientes con mayor riesgo de fallecer en lista de espera. Aumentará la confianza y credibilidad de la sociedad en el sistema de trasplante”. Además, Russell Wiesner, de la Clínica Mayo, opinó que “la nueva fórmula contribuirá a salvar más vidas, especialmente de mujeres, que eran subvaloradas en el índice anterior”.

Comentarios

Ingresa tu comentario