Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Mc Donald´s informará las calorías que contienen sus productos

Sin embargo, el alcance de la medida sería limitado. “Ya se estudió científicamente que la inclusión de las calorías no resultó muy útil porque la gente compensa luego si consumió poco”, afirmó Mónica Katz, especialista en obesidad de la Universidad Favaloro. (Ciudad de Buenos Aires) La cadena mundial de comidas rápidas Mc Donald´s anunció que informará a sus clientes las calorías que contienen sus productos en los paneles de menúes,...

Sin embargo, el alcance de la medida sería limitado. “Ya se estudió científicamente que la inclusión de las calorías no resultó muy útil porque la gente compensa luego si consumió poco”, afirmó Mónica Katz, especialista en obesidad de la Universidad Favaloro.

papas-fritas-parabuenosaires.com

(Ciudad de Buenos Aires) La cadena mundial de comidas rápidas Mc Donald´s anunció que informará a sus clientes las calorías que contienen sus productos en los paneles de menúes, desde esta semana en los Estados Unidos, y a partir de marzo en la Argentina. Pero la medida tendría poco impacto en la reducción de la epidemia de sobrepeso y obesidad, y las enfermedades cardiovasculares, según advierten expertos argentinos en nutrición.

El anuncio fue también criticado por investigadores en salud pública de los Estados Unidos porque consideran que sólo forma parte de una estrategia de marketing para ganar difusión corporativa y adelantarse a una medida gubernamental que será obligatoria el próximo año: la agencia sanitaria de ese país está trabajando en los lineamientos a partir de una ley impulsada por el presidente Barack Obama en el año 2010.

La empresa Mc Donald´s, que ya ofrecía la información nutricional en los manteles de las bandejas, en folletos y en su página en Internet, argumentó que ahora lo hará en los paneles donde expone los menúes detrás de las cajas porque la medida “ayudará a los clientes a hacer sus elecciones de modo cada vez más informado”.

Sin embargo, el alcance de la medida sería limitado. “Ya se estudió científicamente que la inclusión de las calorías no resultó muy útil porque la gente compensa luego si consumió poco”, afirmó Mónica Katz, especialista en obesidad de la Universidad Favaloro. “Además, la gente no sabe mucho qué implica el nivel de calorías que se menciona.

Hay trabajos que sugieren que tendría mayor impacto informar cuánta actividad física se debería hacer si se consume un producto X, y también habría que regular el tamaño de las porciones ”.

“La cantidad de calorías sola puede confundir al consumidor. Porque la diferencia entre un Big Mac con papas fritas grandes, que suman 897 calorías, y un plato saludable con carne magra, vegetales y fruta, que suma 850 calorías, pasa por la calidad de los nutrientes que contiene. En el Big Mac, la forma de preparación de la carne y el queso fundido, y la calidad del pan hacen que el producto tenga grasas de peor calidad, y también un contenido graso mayor”, resaltó Susana Gutt, jefa de nutrición del Hospital Italiano de Buenos Aires y sub-directora de la carrera de médico especialista en nutrición de la UBA. Desconfió también de la intención de la empresa multinacional. “No olvidemos que el rotulado nutricional con la composición de los productos fue primero impulsada por una empresa que vende cereales.

Las empresas toman medidas que favorecen a su negocio ”, agregó Gutt.

En tanto, Lorena Allemandi, directora de proyectos sobre alimentación de la Fundación Interamericana del Corazón en Argentina, consideró que “informar sólo las calorías no es una medida efectiva para reducir la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares”. En la Argentina, el 53,4% de la población adulta ya tiene exceso de peso, según el Ministerio de Salud de la Nación. El 34,8% tiene presión arterial elevada, y sólo el 4,8% ingiere diariamente la cantidad recomendada de frutas y verduras.

“El problema con la ingesta de comida chatarra y la obesidad es grave , –subrayó Allemandi– y debe ser enfrentado como parte de una política pública que incluya la educación sobre la calidad nutricional de los alimentos, la información sobre sus riesgos para la salud, la regulación de la publicidad de los productos no saludables para niños, y la promoción de escuelas saludables”.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario