Buenos Aires, 21/08/2017, edición Nº 2080

Mauricio piensa en dejar la política

“Por ahí termino dedicándome a Antonia”, publicó en su edición dominical el diario filo-macrista La Nación, y reprodujo el fragmento de una charla en la que Macri dijo que piensa más en retirarse de la política que en ser candidato presidencial en 2015. (Ciudad de Buenos Aires) Mauricio Macri tiene una marcada obsesión con el paso del tiempo, y asegura que se tranquiliza “cuando hablo con alguien y pienso que...

“Por ahí termino dedicándome a Antonia”, publicó en su edición dominical el diario filo-macrista La Nación, y reprodujo el fragmento de una charla en la que Macri dijo que piensa más en retirarse de la política que en ser candidato presidencial en 2015.

(Ciudad de Buenos Aires) Mauricio Macri tiene una marcada obsesión con el paso del tiempo, y asegura que se tranquiliza “cuando hablo con alguien y pienso que es más viejo que yo”. A los 53, y luego de haber desistido a ser candidato presidencial en 2003, 2007 y 2011, sorprende con una definición que preocupa a sus asesores: tampoco parece convencido de intentar llegar de cualquier manera a la presidencia en la próxima cita electoral. “Ya fui jefe de gobierno reelecto por el 64 por ciento. Si de golpe termino dedicándome a mi mujer y a Antonia el día de mañana,¿cuál es el drama? Habrá alguien con las capacidades para conducir este país”, dice el jefe de gobierno porteño a LA NACION, con el conflicto por los subterráneos y su costo político como razones de este incipiente debate interno.

El armado de Pro para 2015 parece estancado. “Estoy conforme, lo que pasa es que está todo muy revuelto”, se justifica cuando le preguntan por las gestiones del ministro de Gobierno, Emilio Monzó, para las próximas elecciones legislativas. Macri tampoco parece muy esperanzado en una alianza táctica con gobernadores distanciados con la Casa Rosada, como los peronistas José Manuel de la Sota (Córdoba) y Daniel Scioli (Buenos Aires) o el socialista Antonio Bonfatti. “Hay una realidad: la ciudad tiene autonomía financiera en base a una enorme austeridad. No es la misma situación en otras provincias, eso hace que piensen una cosa en privado y otra en público”, dispara. Reconoce, de todos modos, diálogos con esos mandatarios, aunque deja de lado por ahora cualquier confluencia con Scioli, un viejo conocido a quien frecuenta “desde hace 25 años”.

-¿Con Scioli no habló?
-No quiero delatar mi edad, pero lo conozco a Daniel hace 25 años.

-O sea, que sí habló…
-Sí, cada tanto sí. Pero más allá de que en lo humano esté cerca, él ratificó su condición de kirchnerista. Pragmático, Macri cree que será “todo un desafío” llegar a 2015 con este nivel de conflicto con la Casa Rosada. Su futuro parece incierto.

Comentarios

Ingresa tu comentario