Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Mauricio Macri no ve una alianza con Scioli ni con Massa

El líder de Pro, durante su vista a Israel, se distanció de “quienes gobernaron la Argentina durante los últimos 30 años”. Una entrevista imperdible del vocero del Pro, Jaime Rosenberg, en La Nación. (CABA) El bus avanza por la serpenteanteruta que une la vecina Belén con esta ciudad, denominada la “capital espiritual” del judaísmo. Con su esposa Juliana Awada mirando por la ventana las colinas y los poblados, Mauricio Macri...

El líder de Pro, durante su vista a Israel, se distanció de “quienes gobernaron la Argentina durante los últimos 30 años”. Una entrevista imperdible del vocero del Pro, Jaime Rosenberg, en La Nación.

macri paso 2013
(CABA) El bus avanza por la serpenteanteruta que une la vecina Belén con esta ciudad, denominada la “capital espiritual” del judaísmo. Con su esposa Juliana Awada mirando por la ventana las colinas y los poblados, Mauricio Macri ya cuenta sus últimas horas en este país, donde combinó reuniones con el primer ministro Benjamin Netanyahu y dirigentes judíos, visitas a lugares santos para la cristiandad y hasta una incursión por territorio autónomo palestino, hoy convulsionado por la violencia y la paz que tarda en llegar.

“Claramente vinimos a abrir una puerta, establecer otro tipo de relación con Israel y el mundo a partir del año que viene”, dice el jefe de gobierno a LA NACION, en una entrevista en la que dejará en claro que, en estos días, estuvo con unoído aquí y otro en Buenos Aires , con el conflicto con la justicia norteamericana.

“De haber estado en su lugar hubiese resuelto todo mucho antes”, dice, en relación al pago a los bonistas. “Si no lo haces, tenés siempre una mancha, y Argentina necesita ser parte del mundo, gozar de todo el respeto internacional”, agrega.

Distendido, muestra su confianza en ganar las elecciones presidenciales del año próximo, a pesar de las encuestas que hoy lo ubican por debajo (aunque por poco margen) deSergio Massa y Daniel Scioli. “Son el gatopardismo , no hay chances de aliarnos con ellos”, dispara.

-Habla desde un hipotético triunfo. ¿Piensa que tiene más chances que hace un tiempo?

-Sí, claro. El cambio avanza minuto a minuto y cada vez son más los argentinos que abren su corazón y entienden que quieren cambiar. Eso nos hace crecer mes a mes.

-¿Y la cercanía al Gobierno no desdibuja ese rol opositor?

Para nada (interrumpe). Esto demuestra nuestra profunda vocación de diálogo. Nuestro primer acto de gobierno en diciembre de 2015 será convocar a todas las posiciones opositoras y también al oficialismo, aunar esfuerzos y acordar en los temas centrales del país.

-¿Qué hubiera hecho distinto del Gobierno para no llegar a la crisis actual con los holdouts?

Todas las cosas pendientes las hubiese resuelto desde el primer momento en el gobierno.

-¿Hubiera pagado la deuda con los bonistas entonces?

Exactamente. Cuando uno dice que va a reorganizar, debe hacerlo al cien por cien. Si no lo haces, tenés siempre una mancha, y la Argentina necesita ser parte del mundo, gozar del respeto internacional. Así como se le pagó al Club de París, se indemnizó la confiscación de YPF, se debería haber encarado mucho antes el tema de los holdouts. Ahora lo importante es que se sienten en el tribunal de Griesa y lo terminen.

-¿Y la amenaza de no pagar, por parte del ministro Kiciloff?

Espero que hayan entendido que se acabaron las instancias. Si no quieren provocar más pobreza y exclusión para los argentinos hay que acordar una forma de pago.

-¿Sería complicado para el próximo presidente hablar de default?

Sería complicado el presente, no puedo pensar en términos de un año y medio. Haría mucho daño en términos de meses y semanas. Ya, hasta que se resuelva esto, los financiamientos para el país están parados.

-Ante una crisis ¿el peronismo es el único que puede dar soluciones? Tiene gobernadores, intendentes, sindicalistas…

-Eso es lo que los argentinos vamos a dar por tierra eligiendo el cambio el año que viene. No podemos seguir confiándoles el futuro a los mismos que gobernaron los últimos treinta años, sobre todo porque han solucionado muy poco. Recorro el país, el Gran Buenos Aires, es indigno lo que se ha hecho. Gobernaron sin pensar en la gente, eso se va a terminar.

-¿No acordará con el peronismo para gobernar?

-No. Ellos tendrán sus candidatos e intentarán hacer de vuelta gatopardismo, cambiar unos nombres para que siga el mismo grupo de gente en el poder.

-¿Incluye a Massa y a Scioli en ese grupo?

Sí, absolutamente.

-¿Y no hay chances de acordar con Massa ni siquiera en la provincia como ya se hizo en octubre?

Ninguna posibilidad. Son otros valores, uno no es distinto por lo que dice, sino por lo que hizo.

-¿Y con UNEN la posibilidad de acuerdos es más cercana?

Estamos convencidos de nuestro camino y el crecimiento en los últimos meses nos viene dando la razón. Sí es más factible en algunos distritos, hay buen diálogo con algunos de ellos.

-¿Está descartada jugar una interna con Sanz, Cobos o Binner?

Hoy estamos en la construcción de una alternativa propia.

-¿Le preocupa su sucesión en la Ciudad?

No, porque el crecimiento de Pro y el reconocimiento de la gestión en el país es producto de la existencia de un gran equipo. Hay muchos dirigentes en condiciones de aspirar a ser, para eso tenemos las PASO.

-¿Y si hay crisis y no hay PASO?

Nunca aposté a eso. No sólo quiero ser el presidente del cambio sino de una Argentina confiable, creíble, que hará que los argentinos se vinculen de otra manera. Lo peor sería una vuelta a la crisis institucional en la Argentina.

-¿Y a quien ve mejor? ¿Rodríguez Larreta, Michetti, algún otro?

Algunos son más obvios porque comparten la gestión diaria con mucha exposición, pero ha crecido mucho Bullrich (Esteban) con su gestión, Ritondo en la Legislatura… creo que hoy tenemos los mejores dirigentes del país.

-¿Y Michetti sería su mejor compañera de fórmula?

Gaby sin dudas sería un lujo como vice, pero falta mucho. La veo en su mejor momento, metida y centrada en la agenda de los temas centrales de la Argentina que viene.

Comentarios

Ingresa tu comentario