Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Mauricio Macri entregó botones antipánico

A vecinos de la Comuna 12.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, entregó botones antipánico a personas en situación de vulnerabilidad, adultos mayores, mujeres en riesgo, comerciantes y clubes barriales de Villa Urquiza, Saavedra, Coghlan y Villa Pueyrredón, que componen la Comuna 12.

mauricio macri antipánico

(CABA) El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, entregó hoy botones antipánico a vecinos de la Comuna 12, que podrán utilizarlos en caso de emergencias para comunicarse en forma inmediata con la Policía Metropolitana, y afirmó que “esta tecnología le cambia la vida a la gente porque transmite una gran seguridad”.

Que la gente sepa que, apretando un botón, aparecerá en pocos minutos alguien para asistirlo significa un cambio enorme en su vida, porque la tranquilidad personal es un valor importante en la sociedad”, apuntó Macri.

Puntualizó que “este Gobierno porteño creó la Policía Metropolitana para que en cada oficial haya un garante de la seguridad, alguien que transmite confianza y certeza de que estará ahí para ayudar, contener y lograr que el vecino viva en paz”.

Los destinatarios fueron personas en situación de vulnerabilidad, adultos mayores, mujeres en situación riesgo, comerciantes y clubes barriales de Villa Urquiza, Saavedra, Coghlan y Villa Pueyrredón, que componen la Comuna 12.

Macri realizó la presentación en el Club All Boys Saavedra junto al jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; los ministros de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y el secretario de Gestión Comunal y Atención Ciudadana, Eduardo Macchiavelli.

Montenegro señaló que la Ciudad repartió más de dos mil botones en forma gratuita a víctimas de violencia de género o familiar, comerciantes, escuelas y centros de jubilados.

De hecho, los botones antipánico permitieron realizar detenciones oportunas a personas que transgredieron las restricciones ordenadas por el Ministerio Fiscal por violencia de género.

Los aparatos tienen el tamaño de un teléfono celular y están conectados directamente con la central de monitoreo de alarmas fijas y móviles de la Policía Metropolitana, desde donde se envían los mensaje de alerta al comando metropolitano todos los días y a toda hora.

Cuando un vecino acciona un botón antipánico, la central de monitoreo recibe la información sobre la ubicación de la persona y la localiza a través de un sistema de GPS.

Inmediatamente, se envía un móvil policial, ya sea de la Metropolitana o de cualquiera de las otras fuerzas de seguridad que actúen en la zona.

Al mismo tiempo, el sistema ofrece al operador que recibió el alerta los datos necesarios de la víctima y se genera una grabación de lo que ocurre en el ambiente.

Comentarios

Ingresa tu comentario