Materiales de construcción: subas de hasta un 30%

Los materiales más afectados por la suba fueron fueron el hierro, la chapa, la pintura y los cables

(CABA) Durante el 2015, mientras el dólar se mantuvo sin sobresaltos importantes, los precios de los materiales crecieron duplicando la devaluación del peso, o sea, al ritmo de la inflación.

Entre octubre de 2014 y 2015, el dólar oficial subió un 10,6 % mientas que el costo de los materiales (según el INDEC) lo hizo un 21,5 %. Ante la salida del cepo cambiario a mediados de diciembre pasado, que elevó la cotización de la moneda estadounidense casi un 40 % de un día para el otro, los precios acompañaron el movimiento con subas que llegan al 30 % cuando se comparan las listas actuales respecto a las vigentes en octubre. El acomodamiento de precios responde a variables difíciles de descifrar.

En la misma semana que asumió el actual gobierno, algunos materiales aumentaron su valor sin otra razón aparente que la expectativa de una devaluación. Es el caso de la madera, que subió un 15 % los primeros días de diciembre.

Días después, con el hecho consumado y el dólar rozando los 14 pesos, algunos comercios demoraron la actualización de sus listas publicadas en sus páginas web. Por caso, el corralón Matyser, en la zona de Paternal, tuvo que discontinuar la habitual actualización semanal de los precios on line debido a la incertidumbre de los primeros días post devaluación.

Después del cimbronazo, ahora los precios parecen haber encontrado una meseta. El resultado son subas generalizadas que parten del 4% en los ladrillos huecos y áridos como la piedra partida, siempre en relación a octubre 2015. Otros aumentos importantes se registraron en los hidrófugos (11%); los bloques de hormigón, cal y los sanitarios (12%); la arena (14%(, el cemento (16%); las placas de roca de yeso y las viguetas (18%) y la cerámica roja (19%). Las subas superiores al 20 % afectaron a la chapa para techos (21%) y al hierro en barra (29%). La devaluación se pasó en forma directa a las pinturas y a algunos materiales plásticos.

Esta situación replica la experiencia del verano de 2014, cuando el 23 de enero el Gobierno devaluó el peso un 12 % en 48 horas. Entonces, los precios de los materiales crecieron fuerte y sin relación directa con el precio del dólar. Fue el caso de los cables y pinturas que saltaron un 25 %. El dólar blue cotizaba a 13,20 pesos por entonces.

Ahora, una devaluación del 40 % tiene el mismo efecto. Una explicación razonable es que muchos precios ya estaban referidos al dólar paralelo. Por eso solo muestran subas importantes los comodities (hierro, cobre, aluminio), atados al dólar oficial.

El acuerdo de precios cuidados para la construcción ya no está vigente según pudo comprobar telefónicamente ARQ con la Secretaría de Comercio, aunque en internet aún se encuentran datos. El acuerdo no tuvo el mismo efecto que con los alimentos porque los comercios adheridos fueron pocos y con diferencias de precios muy importantes con el corralón. Por otro lado, bajo ese régimen la suba de los costos en 2014 superó el 30 %. NT