Buenos Aires, 25/11/2017, edición Nº 1837

Más de la mitad de los deliverys estaban precarizados

La AFIP informó que sobre 1434 casos investigados en casas de comida, 742 no están registrados debidamente por sus empleadores. (CABA) La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) relevó un total de 1434 trabajadores que realizan repartos a domicilio y comprobó que 742 no estaban debidamente registrados ante el organismo, lo que significa un 52% del sector. Además, se fiscalizaron 794 contribuyentes y se constató que casi el 60% no...

La AFIP informó que sobre 1434 casos investigados en casas de comida, 742 no están registrados debidamente por sus empleadores.

566x426-53e1bd04a5b0a

(CABA) La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) relevó un total de 1434 trabajadores que realizan repartos a domicilio y comprobó que 742 no estaban debidamente registrados ante el organismo, lo que significa un 52% del sector. Además, se fiscalizaron 794 contribuyentes y se constató que casi el 60% no entregaba ticket o factura, registrándose el mayor nivel de evasión en los comercios dedicados a la entrega de sushi, según informó un comunicado del organismo difundido en Tiempo Argentino.

No se trata de un producto barato: la facturación promedio de cada envío de sushi, dependiendo el barrio, ronda los 300 pesos. La modalidad habitual es que en lugar del ticket correspondiente estos comercios emitían una comanda, sin validez fiscal alguna.

En un operativo de control selectivo realizado en los últimos días sobre los comercios que ofrecen el servicio de entrega a domicilio, la AFIP –a través de la Dirección General Impositiva y la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social– constató un alto nivel de evasión previsional e impositiva sobre el sector, ya que se detectó una informalidad laboral del 52% y que el 59% registró incumplimientos en la facturación.

Entre las actividades fiscalizadas por el organismo se encuentran restaurantes, rotiserías, casas de empanadas, pizzerías, heladerías y venta de sushi. Por la normativa actual, las casas de comida están obligadas a utilizar tickets emitidos por controladores o impresoras fiscales. “Las multas por no entregar facturas pueden llegar a 30 mil pesos y 10 días de clausura”, indicó la AFIP.

Sobre el total de 1434 trabajadores relevados, 742 no estaban debidamente declarados. Según informó AFIP, las multas a aplicar como consecuencia de los incumplimientos en materia previsional podrían llegar a 40 mil pesos por cada repartidor.

Según fuentes de AFIP consultadas por Tiempo Argentino, los operativos se extendieron durante dos meses y tuvieron lugar en todas las provincias y en el área metropolitana, en especial en los barrios de Puerto Madero, Caballito, Palermo, Barrio Norte y Nordelta.

Comentarios

Ingresa tu comentario