Buenos Aires, 29/05/2017

Más de 50 mil personas celebraron el Año Nuevo judío en Recoleta

El tradicional evento reunió a miles de personas en Plaza Uruguay para festejar la llegada del año 5777 en una jornada colmada de música, reflexión, humor, propuestas gastronómicas y actividades recreativas para todas las edades.

(CABA) Más de 50 mil personas participaron de la tercera edición de Rosh Hashana Urbano, el tradicional evento de la Ciudad que invita a celebrar el año nuevo judío de la mano de una gran variedad de propuestas gastronómicas, culturales, musicales recreativas y de entretenimiento al aire libre y para toda la familia. La multitud colmó la Plaza Uruguay y festejó la llegada del año 5777, según el calendario judío.

Con un formato renovado, el evento organizado por Limud BA (www.limudba.org), ONG que promueve el estudio, encuentro y aprendizaje sobre judaísmo, realizó una nueva edición con un gran despliegue de instalaciones y un amplio escenario donde se presentaron bandas como Kef, la Orquesta Infantil y Juvenil de AMIA, Tango Klezmer y Coverstein, la banda rosarina de rock judío que ganó el concurso ¡Vamos las bandas! que se realizó en el marco del evento.

Quienes asistieron pudieron disfrutar de manjares y platos típicos de la cocina judía como falafel, shawarma, knishes, bohíos y baklava en el sector de stands y foodtrucks donde también se llevaron a cabo talleres de cocina a cargo de chefs como Nelson Wejkin y Patricia Alfie, entre otros.

Además, la jornada contó con diferentes espacios y momentos de entretenimiento: desde áreas de juego libre para los más chicos, propuestas interactivas para toda la familia, juegos de plaza y de mesa, globología, cabina fotográfica y shows de artistas callejeros, entre otros.

Por primera vez, el evento contó con el “Espacio Raíces”, donde muchos asistentes pudieron descubrir y profundizar sobre sus orígenes y llegada a la Argentina a través de su apellido. También se llevó a cabo “Limud Express”, el punto de encuentro con charlas que invitaron a reflexionar sobre la responsabilidad individual en la creación de un mundo mejor, y “Limud Textual”, un espacio donde se aprendieron antiguos fragmentos de la cultura literaria e intelectual judía.

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario