Buenos Aires, 30/05/2017

Hay más de 1.700 denuncias de consumidores defraudados en la Ciudad

Muchas veces se trata de promociones engañosas, en las que se ofrece un beneficio que luego no se cumple. Los reclamos pueden terminar en indemnizaciones o multas. Bancos y telefónicas, al tope de las quejas.

(CABA) Promocionar “descuentos increíbles” y luego no aplicarlos; ponerle un valor a una prenda en la vidriera y después, adentro, ofrecerla a un precio superior; o vender un servicio con un importe anual “fijo” y no respetarlo. Esos son sólo algunos de los ejemplos de la publicidad engañosa con la que se encuentra a diario. La indignación de los defraudados muchas veces deriva en denuncias: en la Ciudad, se registran por mes alrededor de 1.700 reclamos asociados a diferentes faltas contra los consumidores. Las ONGs consultadas aseguran que, del total de las quejas, entre un 30% y un 40% tienen que ver con rebajas mentirosas. El caso de la abogada Natalia Lipskier –que lo vivió en carne propia, lo denunció y ahora recibió un fallo favorable de la Justicia– demuestra que se puede hacer algo para evitar estas prácticas abusivas.

Facundo Carrillo, que es subsecretario de Demanda Ciudadana, Calidad y Cercanía de la Ciudad, explica que existen dos situaciones que derivan en reclamos. El primer caso, por el que reciben 1.200 reclamos al mes en las sedes comunales, tiene que ver con problemas luego de haber comprado un producto o contratado un servicio. La segunda posibilidad, por la que cuentan al mes con 500 denuncias más, se da cuando el potencial cliente reporta un “incumplimiento a la Ley de Defensa del Consumidor” sin que necesariamente haya adquirido lo que estaba en venta.

“El primer panorama suele concluir en una mediación que, en el 76% termina en acuerdo entre la empresa y el damnificado. Mientras que en el 24% restante, la demanda se traslada a Defensa al Consumidor, desde donde determinarán las sanciones a aplicar”, sostiene Carrillo. En el segundo caso, tras las quejas se realizan inspecciones y, si se constata la irregularidad, se efectúa una multa. “Los valores dependen del tamaño de los comercios. A un kiosco se lo puede sancionar por 8.000 pesos. En tanto, una gran cadena puede ser multada por hasta 70 mil pesos. Las penas económicas son mayores cuando repiten la infracción”, suma el funcionario.

Las firmas de telefonía y los bancos están arriba de todo en el ranking negativo de la primera situación que termina en reclamo. “El 60% de las denuncias de usuarios en el rubro de telefonía celular y el 70% relacionado con operaciones bancarias corresponde a publicidad engañosa”, detalla Vilma Bouza, directora de Defensa y Protección al Consumidor que depende del mismo área porteña.

Con respecto a los “reportes de incumplimiento”, remarca que en el 42% de los casos, están vinculados a las promociones mentirosas: un 22% por prometer algo y no cumplir con esa oferta y otro 20% por evidenciarse una diferencia entre el precio en la góndola y lo que se cobra en la caja.

Desde el Centro de Educación al Consumidor (CEC), aseguran que se encuentran con muchísimos casos de publicidad engañosa, “especialmente en Internet”. “Recibimos unas 600 denuncias por mes. De ellas, entre un 35% y un 40% tienen que ver con este tema. Nos encontramos con problemas con las garantías de los electrodomésticos. Cuando venden los productos dicen que la cobertura es total, pero al final no es así. También nos llaman porque adquieren artículos online y cuando se los entregan ven que no se parecen a los de las fotos”, cuenta Susana Andrada, presidenta de CEC.

Este tipo de ofertas o descuentos con “letra chica” alcanzan también al rubro indumentaria y hasta a la canasta básica de alimentos, según afirma Héctor Polino, fundador y representante legal de Consumidores Libres. “Muchas veces le hacen creer al consumidor que bajaron los precios de un producto cuando, en realidad, está más barato porque lo ofertan en menor cantidad. Por eso, nosotros siempre sugerimos atender no sólo al valor, sino también a la cantidad, la calidad y la fecha de vencimiento de lo que se elige”, dice Polino, quien destaca que de las 200 denuncias que recibe por mes, el 30% es por marketing engañoso.

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario