Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Marzo cargadito: vuelta a clases, aumentos en prepagas, celulares y ABL

Los servicios básicos aumentarán en promedio 240% para una familia tipo. También aumenta el ABL porteño. Esperan inflación de 1,3% este mes y 1,9% el que viene. Marzo llegará con una avalancha de aumentos que resentirá el bolsillo de la clase media y, según economistas del sector privado, puede desacelerar aún más ese motor de la actividad que es el consumo. A la quita de subsidios a los servicios públicos...

Los servicios básicos aumentarán en promedio 240% para una familia tipo. También aumenta el ABL porteño. Esperan inflación de 1,3% este mes y 1,9% el que viene.


Marzo llegará con una avalancha de aumentos que resentirá el bolsillo de la clase media y, según economistas del sector privado, puede desacelerar aún más ese motor de la actividad que es el consumo. A la quita de subsidios a los servicios públicos se suman subas en impuestos municipales, telefonía celular, cuotas de colegios privados y útiles escolares y medicina prepaga, entre otros.
Las tarifas de agua, luz y gas comenzarán a llegar a los hogares con formularios de renuncia a los subsidios que implicarán subas promedio de hasta 350%, según la consultora Ecolatina.
?Es un aumento promedio del 241%, pero en dinero el gasto medio pasa de $ 150 a 500 o 510 bimestrales?, afirmó Rodrigo Álvarez, economista de Ecolatina. ?Son unos 180 pesos mensuales de suba. Hoy, un departamento familiar paga $ 50 por 550 KW de electricidad, que es menos del valor de una pizza?, continuó. Esos aumentos promedio (350% en la tarifa de luz, 200% en la de agua y 180% en la de gas) se sumarán en este bimestre a los gastos de muchos hogares, pero no de todos, y los economistas difieren en su incidencia en el Índice de Precios al Consumidor (IPC).
?La eliminación de los subsidios a las tarifas de los servicios públicos básicos podría sumar unos cinco puntos porcentuales a la inflación anual, si la quita fuera completa?, estimó el Banco Ciudad en un reporte. Otros economistas sostienen que esas subas se compensarán con menores gastos en otros productos y servicios, en momentos en que la crisis global provocó una sostenida desaceleración de la actividad económica. Según el Indec la actividad creció 5,5% interanual en diciembre, en lo que representó el menor incremento de todo el año pasado.
Los porteños agregarán a esas boletas más caras la del impuesto al Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL). Según gobierno porteño, se trata de aumentos promedio del 65% a valores muy deprimidos. Pero los hogares más retrasados ?muchos de ellos, en los barrios más pudientes? deberán afrontar subas de hasta 300%.
Las tarifas más caras llegarán junto con el ya clásico incremento de la cuota de los colegios privados y los útiles escolares, cuya incidencia ya se siente en febrero. Los útiles aumentaron entre 7% ?esa es la suba en la canasta escolar de la Secretaría de Comercio Interior? y 20%, según precios de mercado. Las cuotas llegarán en marzo con incrementos superiores al 20%, sin contar eventuales ajustes adicionales que surjan de la paritaria docente.
La medicina prepaga aumentará un 5,5%, según lo acordado entre las empresas y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. La suba iba a correr desde este mes, pero el funcionario la frenó. Quedaría vigente en marzo o a más tardar en abril.
Pero el incremento en los precios de la telefonía celular no pasará del mes que viene. Entre estos días y los primeros de marzo, Claro, Movistar y Personal enviarán facturas con subas de hasta 14%.
Así y todo, una consultora privada espera que la inflación se desacelere en febrero y marzo respecto a las subas de hace un año. Febrero cerraría con un aumento del 1,3% y marzo, con una suba del 1,9%, según la estimación. En marzo de 2011, el IPC privado rozó 2%.
?La carne juega un papel muy importante en el IPC y viene frenándose?, indicó Fausto Spotorno, director del Estudio Ferreres. Esa firma revisó hacia abajo sus estimaciones de inflación anual, a entre 24 y 26%.
Al respecto el Banco Ciudad notó cierta estabilidad en los precios de los alimentos que ayudó a contener el IPC. ?Entre febrero y marzo, los precios de la carne tienden a presionar a la inflación en alimentos, algo que ya se está observando en los precios mayoristas del ganado vacuno?, alertó.

Comentarios

Ingresa tu comentario