Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Martín Lousteau renunció a la embajada argentina en Estados Unidos

El ex ministro de Economía tenía diferencias con el actual gobierno.

(CABA) Martín Lousteau renunció hoy a su cargo al frente de la Embajada Argentina ante los Estados Unidos, luego de una reunión que mantuvo con el presidente Mauricio Macri a las 16 en la que le presentó su dimisión.

La renuncia se produce en medio de las negociaciones para una eventual candidatura de Lousteau en la Ciudad de Buenos Aires, para los próximos comicios legislativos. La noticia sorprendió al gobierno nacional, que creía que el ex ministro de Economía continuaría siendo parte de Cambiemos pese a ser una de las figuras centrales de la oposición a Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires.

La renuncia de Lousteau es un doble dolor de cabeza para el gobierno nacional. Además de que es muy probable que el economista sea parte del espacio ECO en las elecciones legislativas de este año, deja un hueco sensible en la política exterior, justo en el momento en el que Macri intentaba concretar una reunión con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Martín Lousteau con el Presidente Mauricio Macri.

En las últimas semanas, Lousteau mostró sus diferencias en algunas decisiones del gobierno de Cambiemos. El joven economista había disparado críticas hacia la táctica del gobierno de Mauricio Macri para enfrentar el problema de la educación y el conflicto docente en una columna que escribió en el diario Clarín.

“El desafío de cómo administrar mejor los recursos no se puede resolver criticando a Baradel por el largo de su pelo, su peso o poniendo en tela de juicio su título de docente; y tampoco caracterizando de ajustador serial al gobierno nacional”, señaló.

Durante la última semana, se generó una gran polémica por la compra de armamento a Estados Unidos, luego de que se difunda una carta que Lousteau le envió al legislador demócrata Pete Visclosky, vicepresidente de la Subcomisión de Defensa en el Congreso de Estados Unidos, aunque él mismo se ocupó de aclarar que su gestión -realizada durante la presidencia de Barack Obama- no estaba orientada a la compra de material bélico.

A pesar de los rumores, el ex ministro de Economía negó haber realizado gestiones ante el Congreso norteamericano para la compra de armamento por más de US$ 2000 millones. Lousteau se desligó, así, de la decisión de la compra de armas y transfirió la responsabilidad al Ministerio de Defensa, que conduce el radical Julio Martínez. MG.

FUENTE: LA NACIÓN.

Comentarios

Ingresa tu comentario