Buenos Aires, 19/10/2017, edición Nº 1800

Marquitos Peña se despega de UNEN

(CABA) Después de más de seis años de gestión, en el universo macrista ya nadie discute que Marcos Peña es la sombra, el hombre que más influye en las decisiones diarias de Mauricio Macri. Incluso entre quienes menos lo quieren prima la idea de que la suerte política del jefe de Gobierno en buena medida también dependerá de Peña. Es el cerebro de la comunicación de la campaña presidencial. El...

marquitos peña
(CABA) Después de más de seis años de gestión, en el universo macrista ya nadie discute que Marcos Peña es la sombra, el hombre que más influye en las decisiones diarias de Mauricio Macri. Incluso entre quienes menos lo quieren prima la idea de que la suerte política del jefe de Gobierno en buena medida también dependerá de Peña. Es el cerebro de la comunicación de la campaña presidencial.

El secretario general del Gobierno de la Ciudad defiende a ultranza la administración PRO y dice que “Mauricio es un excelente candidato y sería un excelente presidente”.

– ¿Hoy no corre de atrás?

— Enfrentar al sistema político tradicional te genera un desafío mayor, pero te da una mística superior. Somos el único espacio que propone una cambio de verdad en la Argentina. La crisis actual está expresando un agotamiento de un modelo político, económico y de gestión que deja un gran salto de cosas no resueltas. Nuestra mirada es que el sistema bipartidista está muerto.

– ¿Macri es la tercera vía? ¿Massa no vendría a expresar lo mismo?

— Massa es un cambio estético. Macri representa el cambio de verdad. Es muy valioso que Massa dé una discusión crítica dentro del peronismo, de todo lo que han hecho gobernando tantos años. Ojalá lo hagan. Aliándose con Othacehé no parecería un cambio. Una enorme mayoría quiere algo distinto, Nosotros trabajamos por eso. Hay que romper con ese síndrome de Estocolmo de la interna peronista, con esa sensación de que la país lo va a decidir el peronismo.

En su despacho con vista a la Av enida de Mayo, muy cerca del que ocupa su jefe, Peña descarta que en el PRO estén pensando en alianzas. Un mensaje hacia afuera pero también hacia adentro del PRO. Aunque muchos se entusiasmaron por el llamado a armar una amplia coalición por parte de Elisa Carrió (lo que representa, según ese sector, un reconocimiento a la figura de Macri), el funcionario sale al cruce: “No estamos pensando en frentes con fuerzas políticas tradicionales. Nuestra única mirada pasa hoy por construir un cambio. No está en la agenda construir con unos ni con otros.

No nos vamos a meter ni en el interna peronista ni en la radical. Nuestro corazón fue siempre convocar gente nueva. Lo importante va a ser generar acuerdos, diálogo y políticas de Estado si somos gobierno. Ningún presidente tendrá mayoría parlamentaria en 2015”.

Comentarios

Ingresa tu comentario