Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Mario Poli, el nuevo arzobispo porteño que reemplazará a Jorge Bergoglio

Con una misa que se celebra en las escalinatas de la Catedral de Buenos AIres, el nuevo titular de la Arquidiócesis oficializa su cargo en reemplazo del Sumo Pontífice (Ciudad de Buenos Aires) Desde temprano varios fieles se congregan en las inmediaciones de Plaza de Mayo para rezar por el nuevo Arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, que toma en estos momentos posesión de la Cátedra episcopal e inicia así...

Con una misa que se celebra en las escalinatas de la Catedral de Buenos AIres, el nuevo titular de la Arquidiócesis oficializa su cargo en reemplazo del Sumo Pontífice

Arzobispo_Poli-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) Desde temprano varios fieles se congregan en las inmediaciones de Plaza de Mayo para rezar por el nuevo Arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, que toma en estos momentos posesión de la Cátedra episcopal e inicia así su gobierno pastoral en la sede primada, en una ceremonia que comenzó a las 16.

Al mediodía, las campanas de los templos porteños sonaron durante diez minutos, a fin de dar la bienvenida al arzobispo. La presidenta Cristina Kirchner no participa de la ceremonia por haber viajado a Perú y Venezuela, pero ordenó que asistan “varios” de sus colaboradores, entre ellos el vicepresidente Amado Boudou, el jefe de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri.

“La llegada del reemplazante de Bergoglio genera entusiasmo, expectativa y esperanza y le deseamos el mejor de los éxitos en su actividad pastoral en Buenos Aires”, dijo Domínguez al inicio del acto, y afirmó que “nuestra misión como políticos gobernantes es hacer de la doctrina social de la Iglesia políticas públicas en beneficio del pueblo argentino”.

También están en el acto el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, otros miembros de su gabinete, y legisladores de la Ciudad. El jueves, la jefa de Estado recibió a Poli en la Casa de Gobierno, donde el prelado bendijo un cuadro de monseñor Enrique Angelelli, el obispo riojano asesinado durante la dictadura militar.

La elección de Poli como arzobispo porteño se oficializó el 29 de marzo pasado, durante el pontificado de Francisco, y tras la polémica con el Gobierno y la Nunciatura por la difusión anticipada del primer nombramiento del Papa argentino.

Ese mismo día, Poli afirmó que la relación con la presidenta Cristina Kirchner será de “respeto y colaboración, pero con la debida distancia y diferencia, pero también me recuerdo a mí mismo que no somos perros mudos”. La arquidiócesis de Buenos Aires, primada de la Argentina, había quedado vacante el miércoles 13 de marzo, cuando Bergoglio fue elegido como el nuevo Papa católico.

Comentarios

Ingresa tu comentario