Buenos Aires, 27/07/2017

Mariano Gorodisch: “se reclama una suerte de Ahora12 para quienes exterioricen inmuebles”

Existen casos que han invertido en propiedades en el exterior hace mucho tiempo sin haberlas declarado oportunamente. La multa del 5% para blanquearlas considera el valor actual de la propiedad y se quita el contexto de que seguramente esas personas no cuenten hoy con liquidez.

Escribe Mariano Gorodisch

(CABA) Existen casos de jubilados que han invertido en propiedades en el exterior hace mucho tiempo sin haberlas declarado oportunamente. La multa del 5% para blanquearlas considera el valor actual de la propiedad y se quita el contexto de que seguramente esas personas no cuenten hoy con liquidez. La alternativa sería malvender el inmueble muy por debajo de su valor o, directamente, no declararlo por falta de cash. “No la tienen viva”, es la jerga que utilizan en la City porteña para graficar esta falta de “físico”, para decirlo en lenguaje “Leofariñesco”.

No son los únicos. Quienes sacaron un crédito hipotecario para adquirir un departamento en el exterior y no lo incluyeron en su declaración de bienes personales, no cuentan con dinero en efectivo para pagar una multa equivalente al 5% del valor actual de una propiedad, máxime considerando aquellos que compraron propiedades en Miami aprovechando la crisis del 2008.

Ante estas situaciones es que se reclama una suerte de “Ahora12” para quienes exterioricen inmuebles. Claro que el Gobierno no lo hará efectivo al menos hasta que termine el blanqueo. Si la cifra no viene muy bien, ahí podrían llegar a ofrecer un pago en cuotas.

El tema de elaborar un plan de pagos para el blanqueo de capitales de aquellos que únicamente exterioricen propiedades por ahora es un mero rumor, pero tiene mucha lógica. Si bien el ladrillo es un resguardo de capital, no es realizable en el cortísimo plazo a menos que se malvenda, y mucha gente quizás no esté en condiciones de hacer frente al pago de la multa en un solo pago”, confirma Juan Cruz Amirante, associate managing director de Kroll.

En una conferencia que había dado en la AmCham, le preguntaron al titular de la AFIP, Alberto Abad, si para casos puntuales no debería considerar un plan de facilidades de pago. “Si, se debería”, dijo el ‘administrador’, como lo llaman puertas adentro. Pero fue muy vago en su respuesta y no dijo que haya un proyecto concreto de resolución.

Para poner un ejemplo, quien haya puesto la plata en un plazo fijo a un año antes del blanqueo, por ejemplo, no la puede tocar, entonces necesitaría más tiempo, al mostrar su certificado con fecha anterior al blanqueo.
Blanco, blanco, negro

El cepo cambiario del gobierno anterior también es un tema que debe tenerse en cuenta. Mucha de la gente que ingresará al blanqueo de capitales y que tendrá que pagar la multa del 10% es dinero que pasó de ser lícito a ilícito. Desde noviembre de 2011 las compras de dólares estaban limitadas por la AFIP, y muchos argentinos poco sofisticados en materia de inversiones encontraban en el mercado ilegal un resguardo para su excedente de pesos, que habían sido ganados lícitamente y pagado el impuesto a las ganancias.

Amirante da el ejemplo del gerente de una empresa líder de transportes que en el 2013, y luego de 30 años de servicios, fue despedido e indemnizado con una importante suma. Si bien era un profesional que conocía mucho de logística, a nivel inversiones era poco sofisticado y desconocía que si bien no podía ‘dolarizar‘ su indemnización en el mercado formal, quizá podía encontrar resguardo en algún bono argentino en dólares. Este señor, que optó por acudir al mercado negro para resguardarse de la inflación y preservar el capital, hoy está pagando una multa del 10% cuando ese dinero siempre tributó todos los gravámenes correspondientes.

Mudanza de Suiza a EE.UU.

Bancos suizos incentivan a sus clientes a que blanqueen o los amenazan con cerrarle las cuentas. Para quienes optan por la segunda opción, para seguir comisionando, los envían a bancos de segundo piso de Estados Unidos, con quienes tienen algún tipo de convenio por los clientes que les llevan. Se supone que dentro de dos o tres años Estados Unidos entrará en el intercambio automático de información con la AFIP. Por lo tanto, ese dinero se blanquearía en ese momento, y volvería al banco original de Suiza. En un próximo gobierno, y con Estados Unidos en convenio con AFIP, seguramente habrá otro blanqueo, pero más caro.

El argentino que no blanquea el 100% no quiere dejar rastros de la cuenta con la que blanqueó, ya que se puede suponer que puede llegar a tener más dinero en esa cuenta de ese banco. Por lo tanto, si van a blanquear la mitad de lo que tienen, el otro 50% lo mudan a otro banco o lo traen al país, de modo de no dejar huella alguna.

Por eso es que aumentó el costo del “cable” para traer dinero al país por el canal informal. El que blanquea sólo una parte opta por realizar una operación de “canje” y llevar el dinero físico al banco. De esa manera, no deja rastro de que el dinero proviene de su cuenta bancaria y queda como si fuera traído de una caja de seguridad o, en otros términos más coloquiales, de abajo del colchón.

En el sector confiesan que resulta cada vez más complicado moverse con dinero no declarado, tema que se acentuará aún más desde el año que viene: “Muchas empresas quedaron atadas de pies y manos y no pueden girar los dólares para reactivar la economía“, advierten.

Incluso, bancos americanos de primerísimo nivel están estudiando empezar a cobrar por el dinero que tienen en depósito por encima de los u$s 5 millones. Prevén cobrar por la custodia de los depósitos a la vista una tasa que podría ser del 0,25% anual.

En la City sospechan que se les viene la espada de Damocles de la información automática a los que quieren seguir teniendo su dinero no declarado afuera. El mayor riesgo es que pidan el origen de los fondos y, si no lo pueden demostrar, que les congelen esa plata.

Por lo pronto, las plazas de Ginebra y de Zurich están echando a los clientes argentinos de los bancos que tienen menos de u$s 500.000. El dinero negro que va a quedar va a ser sólo el transaccional, ocasional, de giro de algún negocio o bien lo guardado en cajas de seguridad.

¿Cuáles son los principales miedos del blanqueo? Por tema de seguridad, muchos no quieren que figure en su declaración jurada de bienes personales. Otros temen más por que se enteren sus ex mujeres. Entonces, lo ponen a nombre de fideicomisos argentinos con cuenta afuera. NR

ahora12

Fuente: cronista

Comentarios

Ingresa tu comentario