María Eugenia Vidal se reunió con 400 intendentes

María Eugenia Vidal se reunió con 400 intendentes

(PBA) Con la mira puesta en las elecciones del año próximo, unos cuatrocientos intendentes de la alianza Cambiemos se reunieron ayer con María Eugenia Vidal, la gobernadora bonaerense, para un almuerzo que se pareció mucho a un plenario nacional. Pese al fuerte componente radical de la convocatoria, el acto siguió el estilo Pro y los intendentes fueron recibidos como parte del “equipo” que gobierna. “La elección del año que viene no depende de lo que hagan los opositores, sino de lo que hagamos nosotros mismos”, les dejó a modo de arenga Vidal que protagonizó la ronda final de discursos junto a los gobernadores oficialistas Gerardo Morales (Jujuy), Ricardo Colombi (Corrientes), Alfredo Cornejo (Mendoza), y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Fue una demostración de fuerza” de cara a 2017, indicó a este diario el intendente de Santa Fe y presidente de la UCR, José Corral, quien destacó la fuerte presencia de sus correligionarios en la foto final. A la salida del cónclave, Corral se mostró entusiasmado con “consolidar cambiemos a nivel nacional”, lo que subrayó como el objetivo principal “por ahora”, aunque dejó en claro que no todo está dicho en relación a cómo se conformen las listas de Cambiemos. En relación a la posibilidad de que se incorporen peronistas al armado, dijo que “una cosa es un buen diálogo institucional y otra construir políticamente”. Y agregó la UCR “apostará además a tener un crecimiento” en el número de diputados y senadores que cuenta actualmente.

Durante el almuerzo sobrevoló la inminencia del encuentro que un millar de intendentes de todos los signos políticos tendrán hoy con Macri, en Tecnópolis; y el relanzamiento de la mesa nacional del frente oficialista, que el Presidente encabezará junto a los socios originales del espacio, el radical Ernesto Sanz y la diputada Elisa Carrió, el martes que viene. Corral calificó el encuentro que tendrá lugar hoy como un “hecho histórico”, y remarcó que el relanzamiento de Cambiemos con Macri, Sanz y Carrió “demuestra que se está consolidando la alianza”.

En su discurso, Vidal llamó a los intendentes a “enfrentar a las mafias” y no a intentar “zafar en la próxima elección”, y aseguró que el resultado dependerá de lo que haga el gobierno. Rodríguez Larreta, quien ofició de anfitrión (el acto fue en el club Huracán, justo enfrente de la sede del gobierno porteño, donde tiene su despacho), pidió aprovechar “la fuerza que tiene y lo consolidado que está este equipo”. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, señaló por su parte la “muy importante tarea” de los intendentes. También estuvo el ministro del interior, Rogelio Frigerio, encargado de la relación del ejecutivo con gobernadores e intendentes.

Mientras degustaban un pollo a la crema con papas españolas, los jefes municipales intercambiaron sobre la realidad de sus territorios. “Tenemos conciencia que fueron unos meses difíciles, que hay temor por perder el empleo, pero sabiamos que eran consecuencias esperables del sinceramiento de la economía”, describió Corral a este diario. De todas formas, dijo, la expectativa es que el descontento no se traduzca en las urnas el año que viene. “La esperanza que introdujo el cambio se mantiene intacta, lo que sumado al repunte de la economía, generará un clima positivo para el próximo año”, explicó.

El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, aseguró que en su municipio la “realidad es muy dura”. “La gobernadora dice que la situación de la provincia duele, Quilmes también nos duele, pero estamos trabajando para llevar adelante un cambio”, afirmó.

S.C.