Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

María Eugenia Vidal empezó a definir su gabinete

La gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires oficializará todas las designaciones esta semana, luego del anuncio de Macri y de Rodríguez Larreta.

(PBA) Fue semanas después del ballotage porteño, a fines de agosto. Las posibilidades de un triunfo simultáneo de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal todavía eran muy precarias. Sentado frente a una treintena de gerentes de empresas, entre medialunas y tostadas, Marcos Peña no titubeó cuando uno de ellos le preguntó si tenían con qué llenar todos los casilleros del Estado en caso de que ese escenario se materializara. El influyente secretario General porteño respondió lacónico, pero tajante: “No“.

Peña no desnudó la única razón por la que por estos días ni Macri, ni Vidal ni Horacio Rodríguez Larreta terminaron aún de oficializar a sus respectivos equipos. La otra explicación hay que buscarla en el tironeo de nombres entre los tres principales líderes del PRO. En el caso del presidente electo, terminó de develar la incógnita esta mañana, en el Jardín Botánico, cuando presentó a los principales colaboradores que lo acompañarán a partir del 10 de diciembre. El próximo jefe de Gobierno porteño sacó turno para mañana, a las 11, en la Usina del Arte del barrio porteño de La Boca: hay negociaciones de último momento en algunos puestos, en especial en el Ministerio de Salud, por una fuerte disputa con el gremio de los médicos municipales. El anuncio de la electa gobernadora bonaerense todavía es una incógnita.

Sin embargo, la actual vicejefa porteña, la dama fuerte del PRO, ya empezó a delinear el funcionamiento de su gabinete en base a los funcionarios que oficializará en los próximos días, luego del anuncio de Macri y de Rodríguez Larreta.

Federico Salvai, futuro ministro de Gobierno bonaerense, será el hombre de confianza de la gobernadora, su cancerbero. Actual legislador porteño, marido de la ministra Carolina Stanley, Salvai es desde hace años la mano derecha de la funcionaria, su operador político y principal confidente, uno de los pocos que conoce todos los secretos de la mandataria electa. Único dirigente con lugar asegurado en la mesa chica de la ex ministra de Desarrollo Social, compartirá ese espacio de privilegio con otros cinco funcionarios que serán claves en el nuevo esquema bonaerense: Federico Suárez, Edgardo Cenzón, Roberto Gigante, Fabián Perechodnik y Mariano Mohadeb.

Suárez es por estos días uno de los funcionarios más próximos al presidente electo: fue una de sus sombras durante la extensa campaña presidencial, fundamental en el equipo discursivo del jefe de Gobierno, con acceso a su intimidad. Si bien fue pedido por Vidal, es uno de los enviados de Macri para proteger a la dama. Estará al frente del área de Comunicación junto a Mohadeb, a cargo este último de la Secretaría de Medios a partir del 10 de diciembre. Según pudo saber Infobae, el plan esbozado por estos días en la sede porteña de Parque Patricios podría contemplar la conformación de una mesa donde se podría centralizar el manejo grueso de la pauta publicitaria. Macri se enfrenta al desafío de transparentar y regular la distribución de la millonaria publicidad de los actos de Gobierno de las gestiones de nación, ciudad y provincia de Buenos Aires. Jorge Grecco, futuro secretario de Medios nacional, y Marcos Peña, flamante jefe de Gabinete designado, comandarían ese plan.

Gigante, todavía jefe de Gabinete del Ministerio de Hacienda porteño, tendrá por su parte un rol técnico: como ministro de Coordinación –otro despacho que deberá crearse con la modificación de la Ley de Ministerios- será el gerente del tablero de gestión. Controlará y relevará los programas de gobierno. Ayer al mediodía, en el tradicional brindis de Hacienda de fin de año en un hotel céntrico, Néstor Grindetti, actual ministro y electo intendente de Lanús, lo homenajeó por su “crecimiento”.

zzzznacp2 NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, OCTUBRE 25: Mauricio Macri y Maria Eugenia Vidal en el bunker de Cambiemos. Foto NA: Marcelo Capece zzzz

En el caso de Cenzón estará al frente del nuevo ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos: absorbería el despacho del ministro Alejandro Arlía, el Organismo Provisional para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y la Secretaría de Servicios Públicos, comandada hoy por Franco La Porta. De confianza de Macri y de inmejorable vínculo con Nicolás Caputo, el más íntimo de los amigos del presidente electo, Cenzón es otro de los enviados del jefe de Gobierno. Como Suárez, su designación también fue un expreso pedido de Vidal.
La de Perechodnik fue, tal vez, una de las sorpresas del bonaerense gabinete en ciernes. Confirmado a Infobae por el entorno de la sucesora de Daniel Scioli, estará a cargo de la Secretaría General de Gobierno, oficina que ocupó durante años José “Pepe” Scioli y que fue disuelta cuando el hermano del ex motonauta se apartó de la gestión provincial, en diciembre del 2009.

De sólidas vinculaciones políticas –colaboró de cerca en la campaña presidencial de Scioli-, el consultor asesora en los hechos a Vidal desde hace años, pero será su primera designación formal en un puesto de renombre en la administración pública. Para eso, el consultor tuvo que acomodar algunos papeles: hace una semana renunció al directorio de Edelap –empresa distribuidora de energía bonaerense- y por estas horas desde su entorno confiaron en que se desprenderá de sus acciones de Poliarquía Consultores. El encuestador, que será un asesor multifacético, tendrá la lapicera de varias de las principales cuestiones logísticas de la gestión. Una de ellas será el plan de austeridad que la futura mandataria prometió implementar para paliar el déficit provincial. Por lo pronto auguró un uso discreto del helicóptero, uno de los sellos de Scioli.

El consultor está encargado por estos días de la ceremonia del traspaso de mando de Scioli a su sucesora: coordina el evento con los equipos técnicos del sciolismo y del futuro gobierno nacional, comandados por Hernán Bielus, que secundará a Fernando de Andreis en la Secretaría General de la Presidencia. La idea es que Macri asista a la Legislatura provincial para la asunción de su actual vicejefa, prevista para las 16 del próximo jueves 10.

Otro de los funcionarios clave es Cristian Ritondo, designado ministro de Seguridad, al tope de las preocupaciones de los bonaerenses. El vicepresidente primero de la Legislatura porteña ya pidió licencia en la Comisión Directiva del club Independiente. Tendrá que lidiar con la Policía de la provincia de Buenos Aires y el narcotráfico, una problemática que lo inquieta más de la cuenta. Entre sus filas, Ritondo confirmó, según aseguraron a Infobae, a Ignacio Greco en el área administrativa del ministerio y al penalista Marcelo Rocchetti de jefe de Gabinete. Rocchetti estuvo a cargo de la seguridad de la Legislatura capitalina, está ligado al ambiente futbolístico y conoce las entrañas de la Policía bonaerense. En lugar de Hugo Matzkin, actual jefe policial, el futuro ministro mira con ganas al comisario Pablo Alberto Bressi, actual superintendente de Investigaciones sobre el Tráfico de Drogas Ilícitas, ungido en ese despacho por el ministro Alejandro Granados. Bressi tendría el visto bueno de la DEA.

Hernán Lacunza en Economía, Alejandro Finocchiaro en Educación y Juan Curutchet en el Banco Provincia son otros de los tres funcionarios confirmados en el gabinete. Se suman a Iván Budassi, en ARBA; Gustavo Ferrari, en la Asesoría General, e Ignacio Crotto, en Turismo, tres funcionarios sciolistas que continuarán en la gestión al menos por unos meses. Santiago López Medrano en Desarrollo Social, Julio Conte Grand en Legal y Técnica y Leonardo Sarquis en Asuntos Agrarios también estarían prácticamente designados. Lo de Jorge Macri, intendente reelecto de Vicente López y ex jefe de campaña bonaerense, en el Grupo Bapro también sería un hecho. En la Legislatura platense, fundamental para el desenvolvimiento de su plan de trabajo, la mandataria electa ungió a Manuel Mosca, un joven pero muy cercano colaborador, como vicepresidente de la cámara debajo de Jorge Sarghini, como parte del acuerdo bonaerense sellado entre Cambiemos y el Frente Renovador de Sergio Massa. Mosca será los ojos y la lapicera de Vidal en el recinto.
Las últimas incógnitas de Vidal, sobre quien Macri deposita demasiadas expectativas, están relacionadas con los ministerios de Trabajo, Producción y Salud. La primera oficina está reservada para un “abogado laboralista”, la segunda para un radical como una caricia al vice Daniel Salvador, y la tercera para un “médico prestigioso”, según revelaron cerca de la vicejefa.

vidal scioli

Fuente: Infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario