María Eugenia Vidal definida en nueve frases

Con 42 años, tres hijos en edad escolar y recién separada, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, habla de todo

(PBA) Con 42 años, tres hijos en edad escolar y recién separada, la gobernadora de la provincia más grande de la Argentina, habla de todo y reconoce que se tuvo que convertirse en “una madre online”. Un recorrido por la gestión, la política, la familia y también su salud.

1- “Me preocupan los aumentos de precios. La inflación es un problema que arrastramos desde hace mucho tiempo, no somos un gobierno que lo niega y sabemos las dificultades que cada vecino tiene frente a eso, pero también confío mucho en Mauricio (Macri) y en el equipo económico que eligió. La situación va a mejorar.”

2- “Arranco entre las 6 y las 6.30 y tengo una hora por reloj para todo: desayunar, peinarme, bañarme y cambiarme. Me voy de mi casa entre las 7 y las 7.30, ahí me cruzo con Camila, mi hija mayor, que se despierta temprano para ir a la escuela, y me peleo porque no desayuna, le digo que se abrigue, lo que hacen las mamás. Los otros dos, María José y Pedro, van a la tarde.”

3- “Nunca conocí un trabajo de ocho horas, siempre trabajé mucho tiempo. Y me faltarían muchas horas más. Trato de cumplir la regla de cenar a las 21 en casa con los chicos, sin hablar de trabajo. No les preparo la comida, pero ceno con ellos, me cuentan su día, me muestran los cuadernos de comunicaciones, la mochila, la tarea. Me convertí en una madre on line. Camila, que ya tiene 15, me define como “madre intensa”, lo cual traduce vocablos más impronunciables, jaja. Ahora Cami tiene celular, así que nos mandamos mensajitos, controlo todo el tiempo dónde está. De los más chicos tengo presente sus actividades, a qué hora llegan, a qué hora vuelven, quién los va a buscar, quién los trae, los cumpleaños. Soy de estar muy encima.”

4- “Tomo medicación para el colesterol desde hace años y lo tengo bastante controlado. Pero claramente la cantidad de horas de trabajo y la responsabilidad que tengo hacen que duerma poco y que haga dos comidas, el almuerzo y la cena. En dos años, bajé 15 kilos. Mi papá es cardiólogo y me llama por teléfono, me persigue hasta debajo de la cama, olvidate. Con mi hermano Nicolás, que es profe de educación física, volví a hacer gimnasia. Y tengo una cinta para caminar, así que voy andando.”

5- “No me hice cargo de que me llamaran Heidi. Yo siempre supe quién era y lo que tenía que enfrentar y la verdad es que el machismo es algo que está en la sociedad, en la política, frente a esa situación, más que victimizarme, asumo el desafío. Sé que es más difícil para las mujeres, pero aún así estoy dispuesta a hacerlo.”

6- “Me encantó el discurso de Michelle Obama. Yo soy de las que creen que las mujeres pueden crecer si hay otras mujeres que antes pelean por ellas. Yo espero que para mis hijas sea más fácil que para mí y para mis nietas más fácil que para mis hijas. Y creo que cuando te toca un lugar como el de Michelle, donde sos tan observada y donde podés dar un ejemplo, este tipo de discursos pueden ayudar al desarrollo de las mujeres y van generando una huella.”

7- “La plata recuperada de la corrupción yo la destinaría a hospitales y escuelas, agua potable, cloacas para el 60 por ciento de la gente que no las tiene, obras contra las inundaciones. Hay una deuda social con la gente, de cosas muy básicas. Nos va a llevar varios años, pero bueno, ya empezamos”

8- “Mi objetivo es que el juego no crezca en la provincia de Buenos Aires. Volver hacia atrás es difícil desde el punto de vista jurídico, porque ya hay como derechos adquiridos, pero en lo que hace a mi gestión, mi objetivo es que no avance. Y me he mantenido coherente y consistente en ese punto desde que asumí.”

9- “El narcotráfico es un problema de la Argentina. Me parece fundamental trabajar tanto en el barrio, donde tenés narco menudeo, cocinas menores, donde los chicos están expuestos al consumo; como también en el proceso de logística y distribución: hay proveedores y rutas que están expuestas y ahí tenemos que trabajar en conjunto las provincias que formamos parte del corredor y el Gobierno nacional, controlando lo que pasa. Por nuestra parte, desde que llegamos hubo 16 operativos en 16 villas de la provincia donde nunca se había entrado. La Policía hizo detenciones concretas, algo está empezando de a poco a modificarse.” NT