Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Mar del Plata: nuevas hipótesis del femicidio de Lucía Pérez

Los informes de los peritos forenses de la fiscalía y de la defensa se contraponen. El crimen de la adolescente ocurrió el 8 de octubre de 2016.

(PBA) Lucía Pérez (16) tenía inclinación por el arte aunque, según su mamá, “podría haber sido veterinaria, le apasionaban los animales”. Podría… Es que a Lucía la drogaron hasta dejarle la nariz bordó, la lavaron, la vistieron y la llevaron a una salita de Playa Serena, en Mar del Plata: “Se desplomó”, dijeron sus asesinos allá por octubre de 2016. Ahora, la fiscal del caso expresó: “En mi carrera no vi nada igual”.

Tras la conmoción por el crimen de Lucía, ocurrido el 8 de octubre de 2016, la fiscal María Isabel Sánchez llamó a una conferencia de prensa para revelar los detalles del caso y dio una versión espantosa de lo que había padecido la adolescente.

“En mi carrera no vi nada igual, porque esto se trató de una agresión inhumana”, dijo Sánchez y contó que la chica había sido obligada a consumir drogas y que luego había sido vejada con una violencia tal que le causó la muerte.

Pero los informes de los peritos forenses de la misma fiscalía y de la defensa se contraponen, no arriban a la misma conclusión en cuanto a la causa de muerte. El primero indica que Lucía fue asfixiada por sofocación y que, en ese momento, podía tener disminuida su conciencia; además dice que fue violada.

Pero el informe de la defensoría que se conoció, remarca que no puede determinarse la causa exacta. Habla de “una causal de muerte indeterminada, toda vez que no se ha encontrado ningún elemento patognomónico (característico) en el cuerpo de Lucía Pérez que pueda ser fehacientemente indicativo de una muerte por una causal determinada”.

El informe lo presentó la defensora oficial Laura Solari en la Fiscalía 5 de Sánchez y detalla que “podría presentarse más de un escenario posible” debido a que todos los hallazgos “son ciertamente específicos”.

Tampoco coinciden sobre la violación de Lucía. El informe de la fiscalía indica que el cuerpo de Lucía presentaba lesiones compatibles con una relación sexual forzada. Pero la pericia de la defensa, marca: “No se hallaron lesiones a distancia, en los muslos, piernas, cuellos, tobillos, muñecas, rostro…ni arañazos, rasguños excoriaciones o heridas que hagan suponer agresión física”. O sea, dice que no se encontraron lesiones que revelen que la adolescente pudiera haberse resistido al ataque de Matías Farías (23) y Juan Pablo Offidani (41), autor y participe necesario del crimen.

La fiscalía no concluyó aún la instrucción del caso, que involucra además a Alejandro Maciel (61), imputado de encubrimiento agravado. Los tres están alojados en la unidad penitenciaria 44, de Batán, con prisión preventiva. Farías y Offidani están acusados deabuso sexual seguido de muerte en concurso con femicidio.

Lucía Pérez fue asesinada el 8 de octubre del año pasado. En la mañana de ese sábado, la menor fue a la casa de Farías, a quien había conocido un día antes: le había comprado marihuana. Allí fue atacada. Esa misma tarde, Farías y Offidani, tras lavarla y vestirla, llevaron a la chica a un centro de salud de Playa Serena, donde ingresó muerta, y la abandonaron. Se desplomó”, dijeron.

MG

FUENTE CONSULTADA: CLARÍN

Comentarios

Ingresa tu comentario