Buenos Aires, 25/03/2017

Mar del Plata: los vecinos luchan por recuperar el chalet “La Marina”

La casa perteneció al arquitecto Alula Baldassarini pero está completamente abandonada, e incluso, a fines de abril se incendió el acceso al inmueble

(PBA) Desde hace años, la casa de Alula Baldassarini está en ruinas y, una vez más, la situación es advertida únicamente por los vecinos y las organizaciones defensoras del Patrimonio, quienes en los últimos días comenzaron a juntar firmas para pedir por su resguardo.

El chalet anglonormando “La Marina”, que ocupa la esquina de Sarmiento y Falucho, fue proyectado y construido en 1925 por el ingeniero italiano Alula Baldassarini para uso personal: fue su casa de veraneo hasta 1928. La casona, que se desarrolla en tres niveles (dos plantas y bohardilla) sobre una base de piedra y ladrillo, es parte de la importante obra que dejó el arquitecto y que le dio a la ciudad un estilo característico. Por eso, desde el año 1994 integra el listado de bienes declarados de interés patrimonial.

Sin embargo, durante las últimas décadas funcionó como salón de fiestas, centro cultural y albergó a personas en situación de calle, lo que aceleró su deterioro. Incluso, el 22 de abril pasado –por causas que aún deben determinarse- se produjo un incendio, aunque la rápida actuación de dos dotaciones de bomberos evitó que el inmueble terminara reducido a cenizas.

Cristian Andreoli, representante de la Asociación Civil Marplatenses Defensores del Patrimonio Arquitectónico y Urbano, advirtió que el chalet “está completamente abandonado”, situación de la que responsabilizó directamente al gobierno municipal. Es que en septiembre de 2014, el Concejo Deliberante autorizó a la firma “Falucho y Sarmiento SA” a construir un edificio de 11 pisos, que quedaría anexado a “La Marina”. Además, el proyecto contemplaba que parte del inmueble fuera cedido a la Comuna para el desarrollo de actividades culturales. No obstante, todavía la obra no prosperó: sólo se colocaron unos andamios y el chalet sigue desocupado. “Es decir, a partir de la sanción de la ordenanza, el municipio también es parte interesada pero no hizo ningún tipo de control”, sostuvo.

A través de la plataforma Change.org, una integrante de la ONG MDP a+u inició una junta de firmas para pedir al intendente Carlos Arroyo que “active en forma urgente los mecanismos necesarios para garantizar el inmediato resguardo” de “La Marina” para luego avanzar en la “pronta recuperación y puesta en valor” de la casona patrimonial. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario