Buenos Aires, 25/05/2017

Manuel Mosca: “el vínculo que generó Vidal con la gente se mantiene intacto”

El vicepresidente de la Cámara de Diputados de la provincia manifestó su admiración por la gobernadora y su compromiso con los bonaerenses.

(PBA) Es la primera vez que Manuel Mosca es elegido por la gente para ocupar un cargo público. A pesar de sus 33 años su figura se recorta en el horizonte como uno de los principales protagonistas de la nueva vida política de la Provincia.

Fue elegido por Cambiemos como vicepresidente de la Cámara de Diputados y es el encargado de desplegar acciones políticas que encuentren consensos, entre los bloques opositores, para lograr la sanción de diferentes iniciativas que el Gobierno de María Eugenia Vidal pretende; por lo menos, en esta primera etapa, es un interlocutor ineludible del oficialismo en la Legislatura.

Desde 2004 se comprometió en política en su Bolívar natal dentro del peronismo, pero la crisis del campo lo llevó a tomar distancia del espacio del PJ y comenzó a trabajar en el partido de Mauricio Macri, ocupando el primer lugar en 2015 en la nómina de diputados provinciales por la Séptima Sección Electoral, el centro geográfico de la Provincia.

– ¿Cómo resulta su experiencia primera como legislador?

– En este lugar y en el rol que me toca ocupar me parece más divertido de lo que me imaginaba. Creo que sin tener este rol y sin tener tanta carga horaria de trabajo me hubiese aburrido el trabajo legislativo.

– ¿Cómo cree que llegó a ser diputado provincial sin ocupar ningún cargo legislativo?

– Hace bastantes años que trabajo políticamente en la provincia de Buenos Aires y hubo todo un proceso que terminó desembocando en una candidatura a legislador. Lo que quizás si es atípico, es que con 33 años y en el primer año de legislador me toque ocupar el lugar de vicepresidente de la Cámara de Diputados. Esto tiene que ver con el cambio de época política que viene aparejado al triunfo de María Eugenia Vidal como gobernadora.

– Como miembro del Pro, ¿cómo ve el Frente Cambiemos?

– Yo lo veo como una alianza permanente y de largo plazo. Me siento de Cambiemos porque tengo la misma cercanía con los legisladores del PRO que con los legisladores del radicalismo y rescato mucho el trabajo de muchos de sus legisladores.

– ¿Siempre hizo política en el PRO?

– Arranqué haciendo política en el PJ en el año 2004 en Bolívar con el actual intendente “Bali” Bucca.

– ¿Qué sucedió para irse e ingresar en el Pro?

– Durante el conflicto del campo se vivió una tensión demasiada exacerbada en los lugares del interior de la Provincia, y ahí dejé de participar políticamente, me concentré en mi carrera de abogacía. Después tuve la posibilidad de ponerme a trabajar en el PRO desde la gestión en la Ciudad de Buenos Aires junto a Gladys González que era secretaria de Atención Ciudadana y que hoy es mi señora.

– ¿Cómo es una familia, dónde uno es candidato por la Séptima Sección y la mujer es candidata a intendenta en Avellaneda?

– Tiene que ver con estar yendo y viniendo de un lugar a otro. Yo nací y viví en Bolívar hasta que me vine a estudiar, pero después mi trabajo político fue en la Séptima Sección desde hace seis años en la campaña de Francisco De Narváez en Unión PRO en el 2008, pasando por el acuerdo con el Frente Renovador en 2013, hasta ésta última campaña.

Obviamente acompañé en lo que pude la candidatura a intendenta de Gladys en Avellaneda.

– ¿Pero dónde están afincados?

– En Avellaneda.

– ¿Por qué eligió ser candidato por la Séptima Sección Electoral?

– Cuando vino el trabajo político que encaramos desde el ministerio de Gobierno de la Ciudad en su momento y luego con María Eugenia, más allá de mi rol político fundamentalmente en el interior de la Provincia, tenía la responsabilidad de coordinar políticamente la Séptima Sección Electoral porque era un lugar que me resultaba natural.

– ¿Cómo nació su candidatura a diputado?

– Fue una consecuencia de todo el trabajo de coordinación político que venía haciendo durante los últimos años.

– ¿Cómo es su relación con María Eugenia Vidal?

– A mí me tocó acompañar a María Eugenia desde las primeras salidas en el interior de la provincia de Buenos Aires y después la acompañé en cada una de sus visitas durante los dos años que estuvo recorriendo los 135 distritos de la Provincia.

Particularmente, la acompañé en los 90 distritos que están en el interior de la Provincia que son las cinco secciones electorales después de la Ruta 6. Desde la primera vez hasta la última, estuve asistiéndola con todo lo que tiene que ver con la agenda que realizábamos en cada lugar.

– ¿Esperaba el triunfo de Vidal?

– Comenzamos a trabajar pensando en fortalecer y hacer un aporte a la candidatura presidencial de Mauricio Macri teniendo en cuenta que la Provincia era un lugar fértil para trabajar. Comenzamos a recorrer para construir una candidatura, que a medida que se fue construyendo empezamos a poner como objetivo hacer la mejor elección posible. Siempre fuimos optimistas, pero a medida que fueron ocurriendo determinadas cuestiones fueron aumentando el optimismo. Fuimos notando como María Eugenia iba creciendo en su nivel de conocimiento e iba generando expectativas en el electorado de la Provincia.

También nos ayudó que las alternativas u opciones electorales de los otros espacios políticos no terminaron de ser del todo atractivas. Cuando comenzó la campaña empezamos a soñar con la posibilidad concreta de poder pelear la provincia de Buenos Aires en términos reales.

Manuel Mosca3

– ¿Cómo notaron eso cuando comenzó la campaña?

– Uno comenzaba a percibir en el electorado que una opción concreta a la hora de poder elegir sus gobernantes era María Eugenia. Lo veíamos en la calle.

– ¿Ocurrió en las PASO?

– No, fue antes de las primarias. Personalmente me tocó empezar y vivir el fenómeno María Eugenia que resultó ser en campaña y la verdad que lo que generaba en la gente fue impresionante, impactante y emocionante.

– ¿Cree que sería otro escenario si hubiese ganado Julián Domínguez la interna del FpV?

– No lo sé. Lo que tengo en claro es que María Eugenia era largamente mejor candidata que cualquiera que los que había en el escenario electoral. El vínculo que generó con la gente y que hoy se mantiene intacto como gobernadora, fue mucho más fuerte que el de los otros candidatos.

– En el ámbito legislativo, ¿se encontró con lo que esperaba?

– Me encontré con un cargo que uno lo construye a imagen y semejanza del perfil que uno quiere adoptar. Es un cargo en que la generosidad y la buena predisposición de trabajo en equipo que tiene el ministro de Gobierno y el respaldo político de la gobernadora, me permite un intercambio permanente y un trabajo en conjunto con el Ejecutivo.

– ¿Ese es el rol de la Legislatura?

– Me parece que una Legislatura con la impronta de diálogo permanente que tiene la gobernadora, es una Legislatura que tiene que vincularse permanentemente a los sectores políticos representados en la cámara para tratar de buscar soluciones en un trabajo de equipo. Esto es la antítesis de la escribanía que pudo haber sido en algún momento la Legislatura en la Provincia.

– ¿Esto puede explicar que la tercera minoría presida la Cámara de Diputados?

– Definitivamente tiene ver con la posibilidad y la capacidad de acuerdos políticos que permitan la gobernabilidad, y para eso hay que dialogar permanentemente. El trabajo político dentro de la Legislatura es como una planta que hay que regarla todos los días, el día que no se la riegue se puede complicar.

Lo que hacemos con los presidentes de los bloques de Cambiemos y del Frente Renovador junto al presidente de la cámara, es dialogar todo el tiempo. También lo hacemos con los del GEN y con muchos integrantes del bloque del FpV, porque claramente estamos en una situación donde existen tres minorías.

– Muchos libros explican que la democracia es el Gobierno de las minorías.

– Lo que nos ayuda mucho para buscar esos consensos es la actitud de diálogo permanente que tiene la gobernadora que nos permite ceder o conceder para poder sacar herramientas que el Ejecutivo necesita para gobernar.

– En una sesión importante como fue la de Emergencia en Infraestructura el FpV no acompañó.

– Lo que no vamos a dejar de hacer nunca es dejar de insistir para tratar de convencer al bloque del FpV en sus distintas interlocuciones de la importancia de respaldar y acompañar aquellas herramientas que son necesarias para la gobernabilidad de la Provincia.

Hay una oposición muy constructiva y consciente de cómo recibimos la Provincia, como es la posición del Frente Renovador, del GEN y algunos bloques del Peronismo disidente. Tengo la convicción de que muchos legisladores del FpV también son conscientes de esa realidad y van a ir acompañando muchas iniciativas como lo hicieron con el Presupuesto, solo hay que ser respetuoso de los tiempos en la dinámica interna del bloque y ser expectantes de cómo se termina ordenando para poder plantear ese nuevo escenario de diálogo.

– ¿Cuáles son sus ambiciones personales dentro de esta Legislatura?

– Mi única ambición tiene que ver con lo colectivo y es que esta cámara pueda aprobar las herramientas que necesita el Ejecutivo para seguir haciendo la transformación que plantea la gobernadora no solo porque tengo un compromiso infinito con ella sino porque soy bonaerense y me duele cómo está nuestra provincia. También tengo el rol de frenar cualquier ataque injusto que le quieran hacer al Ejecutivo. Se trata de cuidar a una gestión que tiene las mejores intenciones de hacer las cosas bien.

– Así como está planteado es el viejo y efectivo rol del oficialismo de todos los tiempos…

– Nosotros le queremos dar una impronta distintiva, que tiene que ver con la cercanía de los problemas de la gente. Muchos de los legisladores que estamos en esta Legislatura nos planteamos recorrer toda la Provincia escuchando y estando cerca de los intendentes.

Nos sentimos un mismo equipo con el Ejecutivo y por eso nos van a ver todo el tiempo en la calle, cerca de los problemas de la gente para poder después ayudarlos en la interlocución con el Gobierno.

– El Gobierno provincial parecería que está en “pausa” ¿no puede salir del diagnóstico?

– No creo que el Gobierno esté en pausa, lo veo más activo que nunca. Lo vi muy activo con una crisis que no esperábamos como fue la fuga de los tres detenidos en General Alvear, lo vi muy activo con el Operativo Sol en la Costa bonaerense, lo vi muy activo trabajando a la par con esta Legislatura para aprobar el Presupuesto y el Endeudamiento, y lo veo muy activo al Ministerio de Gobierno trabajando y articulando con el resto del gabinete y todos los intendentes. NR

Manuel Mosca2Fuente: Parlamentario

Comentarios

Ingresa tu comentario