Buenos Aires, 30/03/2017

Carlos Dell Aquila: “Cómo empoderar a los colaboradores”

El especialista en coaching brinda algunas sugerencias desde una mirada sobre la eficiencia y la productividad.

Escribe Carlos Dell´Aquila, Director Área Personal – Coaching Argentina

(CABA) En mi anterior columna (Empoderemos a Wall-e, R2R2 y Robocop), hablaba de la necesidad de Empoderar a los colaboradores, y no desde una visión naif de “todo el mundo está feliz” sino desde una mirada sobre la eficiencia y la productividad.

Las empresas que no apliquen esta forma en la toma de decisiones serán más burocráticas, menos flexibles y más alejadas de los consumidores que las que sí la apliquen, ¿Por qué? Porque:

a) los colaboradores empoderados tienen mayor sentido de pertenencia y sienten el negocio como propio dado que pueden tomar decisiones,

b) las decisiones se toman en el momento, sin tiempo de espera, en beneficio del cliente,

c) las soluciones son las que mejor se adaptan al estado de la tecnología del momento,

d) no es una opción, empoderar es una necesidad organizacional en estos tiempos.

Ok, pero ¿cómo lo hacemos, por dónde empezamos? Aquí algunas sugerencias.

Primero elija una tarea a delegar, alguna que le requiera tiempos importantes y que según su punto de vista para hacerla no son necesarios conocimientos técnicos específicos que sólo usted tiene (note el detalle, hablo de conocimientos técnicos, que es diferente de experiencia) O sea, concéntrese en la tarea y no en su propia experiencia.

Después, elija una persona de su equipo para traspasarle la tarea, ojo, no es abdicar la tarea, no es abandonar la responsabilidad sobre la misma, es sencillamente pedir ayuda.

Siga: haga un plan simple de delegación: ¿en cuántas horas usted supone que puede explicar la tarea? ¿Cómo realizará el seguimiento de las primeras veces que su colaborador la lleve a cabo? Al inicio le tomará más tiempo que el que actualmente le dedica a dicha tarea, es parte de la curva de aprendizaje, no se preocupe. Su tiempo empeorará antes de mejorar, ¡pero valdrá la pena!

En la primer reunión con Yaco (su colaborador… Le pongo nombre porque es más fácil de seguir el tema mentalmente) establezca el resultado esperado, hable de la importancia y criticidad, ponga fechas y acuerde el plan que definió antes (simple, hágalo simple: 2 o 3 reuniones para empezar, con horarios y fechas), concéntrese en el resultado esperado y no en la forma de hacerlo (o sea: el qué y no el cómo) y pregúntele a Yaco si realmente él quiere ser empoderado (recuerde que hay un cambio de paradigma en el management, las personas tiene el derecho de decidir si quieren o no hacer carrera y tener mayores responsabilidades)
Cumpla con el plan, aunque los resultados sean súper satisfactorios. Usted no sabe dónde puede haber obstáculos. Quede abierto a dar soporte.

Y si nota que Yaco tiene problemas, ayúdelo, pero a él. Repito: a él; no a la tarea, ¿se entiende?. No haga la tarea que delegó en él, ayúdelo a Yaco a hacerla.

¿Enseñó a andar en bicicleta a alguien? Cuándo ese “alguien” se caía, ¿usted se subía a la bicicleta y andaba por él? ¿O lo sostenía para que él consiguiera finalmente el equilibrio y la fuerza? ¿Lo recuerda? Agradezca a su Líder que le enseñó en ese momento de su vida que era empoderar.

En la próxima columna: Yaco tiene algunos obstáculos para hacer la tarea que le delegaron. Se siente empoderado, pero, tiene problemas… varios y típicos. Analizamos en la próxima como ayudarlo.

Carlos Dell Aquila
carlosd@coachingargentina.com.ar

Comentarios

Ingresa tu comentario