Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Malestar en la UCR por la reunión con Macri

Tras la reunión con Mauricio Macri, reclaman “que se vaya” la conducción de la UCR porteña, que de manera inconsulta se reunió con el Jefe de Gobierno Mauricio Macri en el Palacio Municipal. (Ciudad de Buenos Aires ) “La reunión fue pedida por la propia cúpula radical y no tiene ningún justificativo institucional ni político tratándose de un partido de oposición y no existiendo ninguna convocatoria formal al diálogo por...

Tras la reunión con Mauricio Macri, reclaman “que se vaya” la conducción de la UCR porteña, que de manera inconsulta se reunió con el Jefe de Gobierno Mauricio Macri en el Palacio Municipal.

20120822-193736.jpg

(Ciudad de Buenos Aires ) “La reunión fue pedida por la propia cúpula radical y no tiene ningún justificativo institucional ni político tratándose de un partido de oposición y no existiendo ninguna convocatoria formal al diálogo por parte de la administración del ingeniero Macri”, sentenció el abogado Diego Brovero, quien ya se lanzó como precandidato para el 2013

Lo cierto es que el propio Comité de la UCR de la Ciudad difundió un comunicado oficial anunciando que en la tarde del martes 21 la delegación oficial del radicalismo integrada por el vicepresidente 2° a cargo Rubén Gabriele, el secretario general Emiliano Yacobitti, los legisladores porteños Claudio Presman y Rubén Campos, el jefe del bloque de diputados nacionales Ricardo Gil Lavedra y el ex intendente Facundo Suárez Lastra se reunió en la sede de Bolívar 1 con Mauricio Macri, la vicejefa María Eugenia Vidal, el jefe de gabinete Horacio Rodríguez Larreta, el ministro Emilio Monzó y los diputados nacionales Gabriela Micchetti y Federico Pinedo.

La noticia cayó como una bomba en ámbitos partidarios en momentos en que hay tensión interna entre quienes trabajan en el fortalecimiento del perfil del radicalismo para fomentar alianzas programáticas con fuerzas progresistas ideológicamente afines y los sectores que con la excusa de enfrentar al kirchnerismo con posibilidades de éxito auspician acuerdos con el macrismo, el peronismo disidente y otras fuerzas de cuño conservador.

Diego Barovero, convencional nacional por la Capital fue categórico en su rechazo a la movida: “lamentamos la actitud de algunos correligionarios que en una actitud solapada e inconsulta pretenden llevar a la UCR a alianzas ideológicas contra natura bajo la apariencia de un diálogo institucional que no existe, porque Macri no dialoga con ninguna de las fuerzas políticas opositoras con representación en la Legislatura. Ni siquiera buscaron una buena excusa para ir en peregrinación a chuparle las medias a un gobierno ineficaz y deficiente, que no es capaz de garantizar a la ciudadanía porteña los más elementales derechos a la educación, la salud, la seguridad y que asume voluntariamente el rol de víctima frente al gobierno nacional para ocultar su propia incapacidad”, aseguró.

Comentarios

Ingresa tu comentario