Buenos Aires, 21/09/2017, edición Nº 1772

Macri se instala en la Quinta de Olivos y piensa en la visita de Obama

El mandatario vive por el momento en la casa de huéspedes mientras la primera dama refacciona el chalet central. Ya concentra su agenda en la quinta.

(PBA) Mauricio Macri ya se mudó con su familia a la Quinta de Olivos y una vez por semana planea concentrar su agenda en la residencia presidencial. A su vez, el jefe de Estado piensa en la visita de su par de Estados Unidos, Barack Obama, quien llegará a Buenos Aires durante las últimas horas del 22 de marzo y al día siguiente mantendrá la reunión bilateral en la Casa Rosada.

Desde este lunes, Macri ya se asentó con su esposa Juliana Awada y su hija Antonia en la residencia de Olivos. Y ya empieza a concentrar su agenda presidencial allí, a tal punto que esta mañana recibió en el caserón bonaerense a Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Pero a pesar de que ya usa la Quinta de Olivos para trabajar, el mandatario todavía está viviendo en la casa de huéspedes (una vivienda de 150 metros cuadrados), mientras la primera dama refacciona el chalet central. En el Gobierno denuncian que la ex mandataria, Cristina Fernández, dejó en “pésimo” estado la casa. A tal extremo llegó la rivalidad política con el FpV que desde el PRO reclaman por las cortinas raídas y los baños que pierden agua. Además de que volvieron a pintar la casa de blanco, el color tradicional hasta que la ex mandataria optó por el terracota.

Más allá de estos pases de factura, lo importante es que el Presidente concentrará gran parte de su agenda en la quinta de Olivos. A tal punto que los viernes planea mantener audiencias desde el caserón ubicado en el municipio que maneja su primo Jorge Macri. De hecho, el último 4 de marzo se reunió allí con su jefe de Gabinete Marcos Peña.

El Presidente ya dio muestras de que Olivos concentrará encuentros claves de su gestión. A tal punto que dos días después de asumir, convocó a la residencia a los 24 gobernadores del país. Luego, invitó a los directivos de la empresa Dow Argentina, y en más de una oportunidad se reunió con ministros. El último jueves, incluso, convocó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, para acordar una estrategia común ante el reclamo de paritarias y la presión opositora por el acuerdo con los holdouts.

La reunión que más repercusión tuvo hasta ahora fue el último 23 de febrero, cuando Macri recibió a la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y organismos de derechos humanos. Allí, le exigieron al mandatario la libertad de Milagro Sala, líder de Tupac Amaru, y desde H.I.J.O.S., Carlos Pisoni rechazó la visita de Obama a la ESMA.

Ese fue un plan que el Gobierno pergeñó en un primer momento, al conocerse la visita del Presidente estadounidense, pero que la delegación extranjera ya dio de baja. NR

quinta de olivos01

Comentarios

Ingresa tu comentario