Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Macri se autoproclamó “jefe del veto” y anunció el “primer aborto legal”

El jefe de Gobierno, dispuesto a vetar la reglamentación del aborto no punible, cedería su postura ante la presión de multiples referentes sociales y de la propia “tropa” femenina en el PRO. Sin embargo, anunció una aborto “no punible” que cumple con el polémico procedimiento fijado por el ex ministro de Salud, Jorge Lemus. (Ciudad de Buenos Aires) En una cena organizada anoche por Consenso Republicano, que dirige el ex...

El jefe de Gobierno, dispuesto a vetar la reglamentación del aborto no punible, cedería su postura ante la presión de multiples referentes sociales y de la propia “tropa” femenina en el PRO. Sin embargo, anunció una aborto “no punible” que cumple con el polémico procedimiento fijado por el ex ministro de Salud, Jorge Lemus.

macri-emocionado-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) En una cena organizada anoche por Consenso Republicano, que dirige el ex presidente de La Rural, Guillermo Alchourón, el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, respondió a una pregunta acerca de si iba a vetar la flamante ley sobre el aborto no punible de la Ciudad. Deslizó “soy el jefe del veto”, sin pronunciarse específicamente, y luego sorprendió: “Les quiero contar que el próximo martes se hace el primer aborto legal en la ciudad de Buenos Aires. Es una mujer de 32 años en un caso que pasó por todas las instancias legales”.

En su voz había cierto orgullo, pese a que una parte del auditorio lo reprobaba. Había una masiva asistencia y en una de las mesas, Laura Alonso, legisladora del PRO, defendía la posibilidad de que una chica de 14 años pueda realizarse un aborto sin la autorización de sus padres, como lo estableció la Legislatura. “La gran mayoría de los casos a a esa edad son violaciones intrafamiliares ejercidas por el padre o el padrastro y muchas veces las madres son cómplices del victimario en esas situaciones siniestras”, dijo.

El debate por el veto o la promulgación de Macri del protocolo que aprobó la Legislatura el 28 de septiembre está encendido. Ayer se publicó en el diario Tiempo Argentino una solicitada con más de mil firmas pertenecientes a un amplio abanico de partidos políticos, movimientos sociales, referentes de la cultura y del espectáculo, periodistas de renombre y académicos, tanto kirchneristas como de sectores de la oposición al Gobierno nacional, para pedirle que no lo vete.

Entre las firmas figuran las de Víctor Hugo Morales, Jorge Lanata, Ricardo Forster, Beatriz Sarlo, Osvaldo Bayer, Martín Caparrós, los tres senadores por la Ciudad (María Eugenia Estenssoro, Samuel Cabanchick y Daniel Filmus), Cecila Roth, Mercedes Morán, Celeste Cid, Fito Páez, Ernesto Tenembaum, Hebe de Bonafini, Marcelo Zlotowiazda, Sandra Russo, Juan Pablo Feinmann y Florencia Peña. En tanto, sectores católicos y evangélicos como el Centro Católico de Bioética y Evangélicos por la Vida, entre otras ONG, le reclamaron lo contrario: que ejerza “la prerrogativa constitucional del veto, esta vez en defensa de la vida de muchas personas”.

La ley que regula el aborto no punible es menos restrictiva que el protocolo vigente, firmado por el Ministerio de Salud, que establece un plazo de 12 semanas de gestación para la realización de la práctica y se alinea con el histórico fallo de marzo pasado de la Corte Suprema de Justicia. La ley también permite que las mayores de 14 años puedan solicitar el aborto sin la autorización paterna.

Comentarios

Ingresa tu comentario